La causa que investiga el hundimiento del submarino ARA San Juan y la muerte de sus 44 tripulantes tuvo su primer avance contundente con la imputación a tres altos jefes de la Armada Argentina, citados a prestar declaración indagatoria a partir de la próxima semana en Caleta Olivida, en el tribunal que tiene al frente a la jueza Marta Yáñez.

Fuentes judiciales confirmaron la novedad pero no brindaron detalles sobre los delitos que se les imputa al capitán de navío Héctor Aníbal Alonso, que al momento del naufragio era jefe del Estado mayor de la Fuerza de Submarinos; el capitán de fragata Hugo Miguel Correa, entonces jefe de Operaciones de la Fuerza de Submarinos, y el capitán de corbeta, Jorge Andrés Sulia, jefe de Arsenales de la Base Naval Mar del Plata.

Luis Tagliapietra, padre del teniente de corbeta Pablo Tagliapietra, una de las víctimas, confirmó que se desconocen los delitos imputados. "Por un lado es una buena noticia, pero si es una acusación por un delito leve es lo mismo que nada", dijo a Ahora Mar del Plata sobre lo que representa una preocupación para todos los familiares de los tripulantes desaparecidos.

Luis Tagliapietra, padre del teniente de corbeta Pablo Tagliapietra, una de las víctimas, confirmó que se desconocen los delitos imputados. "Por un lado es una buena noticia, pero si es una acusación por un delito leve es lo mismo que nada", dijo a Ahora Mar del Plata

Casi dos años transcurrieron desde el inicio de la investigación, el primero de los cuales se cumplió sin saber qué había sido de la embarcación y qué había pasado con ella. Su hallazgo se produjo el 16 de noviembre de 2018 en medio de un operativo de rastrillaje desde el buque Seabed Constructor en un amplio sector del Mar Argentino.

jueza-yañez.jpg

La juez Yáñz tomará estas indagatorias a partir de las 10 del próximo 22. En primero en declarar será Sulia. Al día siguiente será turno de Correa y el miércoles será interrogado Alonso. Allí se les notificará de los cargos y las penas a las que se exponen.

Los familiares de las víctimas habían insistido en señalar las responsabilidades de los altos mandos de la Armada Argentina en la falta de mantenimiento del submarino y las precariedades que presentaba para realizar navegaciones como la última que emprendió, que debía cubrir el recorrido entre Ushuaia y Mar del Plata.

Con el submarino se perdió contacto el 15 de noviembre de 2017, cuando navegaba frente a las costas patagónicas. Luego se pudo conocer que sufrió una implosión a partir de filtración de agua en el sector de baterías. No hubo sobrevivientes.

Con el submarino se perdió contacto el 15 de noviembre de 2017, cuando navegaba frente a las costas patagónicas. Luego se pudo conocer que sufrió una implosión a partir de filtración de agua en el sector de baterías. No hubo sobrevivientes.

Los restos pudieron ser advertidos mediante cámaras subacuáticas a las que llegó un equipo especializado en este tipo de despliegues. Se veían sobre el lecho marino distinta partes del buque y su casco deteriorado.

Comentá y expresate