Inspectores del Departamento Operativo de la Subsecretaría de Inspección General clausuraron un establecimiento dedicado a la preparación, cocción y venta por mayor y menor de perniles, bondiolas, cuadriles y salsas.

La clausura surgió como consecuencia de un procedimiento de rutina en el cual los inspectores detectaron un transporte de sustancias alimenticias descargando mercadería en un local ubicado en inmediaciones de Chacabuco y Francia sin contar con la habilitación municipalcorrespondiente.

Al ingresar al establecimiento se constató que no exhibía habilitación municipal y no contaba con las medidas de seguridad necesarias. Es por ello que se procedió a infraccionar al transportista, a la clausura del comercio y al decomiso de la mercadería, llevándola al predio de disposición final de residuos.

Clausura.jpg

Comentá y expresate