La Municipalidad clausuró este sábado a la madrugada un local céntrico donde se desarrollaba una fiesta clandestina con la presencia de una gran cantidad de jóvenes.

El local -ubicado en Entre Ríos entre Luro y Peatonal San Martín- no contaba con habilitación municipal para realizar este tipo de actividades ni con las medidas de seguridad correspondientes. Ante esta situación, los inspectores labraron las actas que serán derivadas al juzgado de Faltas de turno.

El operativo fue realizado por la subsecretaría de Inspección General -a cargo de Emilio Sucar Grau y Carlos Irazoqui- conjuntamente con personal de la secretaría de Seguridad -a cargo de Marcelo Lencina-, tras denuncias de vecinos por ruidos molestos.

Comentá y expresate