Durante todo el fin de semana, agentes de Seguridad e Inspección General clausuraron comercios que vendían alcohol fuera de horario e infraccionaron a vendedores ambulantes que no contaban con habilitación para la venta de comida y otros productos en la vía pública. "Estamos recuperando y ordenando el espacio público", destacó el secretario de Seguridad, Darío Oroquieta, tras los operativos, y se comprometió para combatir la "competencia desleal".

Desde la subsecretaría de Inspección General, dependiente de la Secretaría de Gobierno, detallaron que se clausuró un local ubicado en Avenida Tejedor al 700 que expendía bebidas alcohólicas fuera del horario permitido que dispone la ley 14.050, y lo mismo ocurrió en otro comercio ubicado en la calle Bolívar al 2100.

En tanto, en el marco de distintos controles realizados en diversos puntos de la ciudad, como Playa grande, Paseo Las Toscas y La Perla, se labraron actas de infracción a puestos de comida que no contaban con el permiso para realizar esta actividad en la vía pública, e incluso en stands móviles promocionales de primeras marcas que no habían realizado la habilitación correspondiente.

La subsecretaria de Inspección General, María Elisa Ferrara detalló que “cuidamos a los comerciantes marplatenses que con esfuerzo sostienen sus locales todo el año, enfocando el control en el comercio clandestino, no solo por la competencia con el segmento, también por el mayor riesgo que significa para los consumidores”.

Asimismo, comentó que "estamos realizando controles en toda la ciudad, muchas veces a partir de la denuncia de los vecinos, enmarcados en la normativas de venta de alcohol y venta en la vía pública que es la mayor demanda de los marplatenses, principalmente de los comerciantes que tienen todos sus papeles en regla, y pagan sus impuestos".

Por su parte, Darío Oroquieta, destacó también los controles realizados desde hace varios días en la Peatonal San Martín, "que años atrás era símbolo de la venta ambulante incesante" y ponderó "que estamos recuperando y ordenando el espacio público". Además, puso en valor "el trabajo conjunto que se viene realizando entre ambas dependencias y la importancia de realizar acciones coordinadas que permiten tener una mirada integral de la problemática”.

En ese sentido, explicó que “cambiamos el paradigma del control, enfocándonos en un trabajo preventivo en primer término, a fin de evitar la instalación de vendedores no autorizados. Naturalmente esta acción tiende a disminuir los casos en los que procede el secuestro de mercadería en la vía pública. Todo ello para que el tradicional paseo por la peatonal vuelva a ser agradable y seguro”.

Comentá y expresate