La Municipalidad clausuró un geriátrico en el barrio La Perla, al constatarse una gran cantidad de irregularidades, como el encierro y hacinamiento de nueve adultos mayores (más del doble de lo permitido por habilitación), además de falta de higiene y problemas estructurales.

Personal de la dirección general de Inspección General llegó al inmueble ubicado en Salta 542 tras una denuncia de un vecino. Además, previamente se habían realizado inspecciones de rutina, dado que el lugar posee una habilitación municipal en el rubro “Pequeño Hogar” (donde solamente pueden alojarse cuatro personas mayores de 65 años).

Allí se constató la presencia de nueve ancianos alojadas en estado total de abandono, además de humedad, suciedad, baños sin agua en todos los ambientes y olor a orina. Estructuralmente, el edificio estaba en muy mal estado, con el agravante de que la vivienda lindera está en obra, sumando un riesgo más a la situación de por sí peligrosa.

Todo el inmueble se encuentra en mal estado y con humedad.

La cocina estaba en malas condiciones de higiene y salubridad, la heladera estaba en muy malas condiciones. Las habitaciones oscuras, sin ventilación suficiente, sucias y con acumulación de todo tipo de objetos. Todo el inmueble se encuentra en mal estado y con humedad.

Ante el requerimiento de los agentes, se constató que no poseían historias clínicas de los alojados, ni profesionales a cargo, no pudiendo identificar quién suministraba la medicación.

Dado que en el momento de la inspección se encontraban los ancianos encerrados en una habitación, se procedió a realizar la denuncia penal en la Comisaría Primera. Se solicitó la colaboración de la Dirección de Fiscalización Sanitaria y Secretaría de Salud.

En el momento de la inspección se encontraban ancianos encerrados en una habitación.

Finalmente, se notificó a los familiares a cargo de la situación en que se encontraban, y los adultos mayores fueron retirados. Luego se procedió a la clausura del lugar.

Comentá y expresate