La Municipalidad –a través del Departamento Habilitaciones y Control dependiente de la Delegación Puerto- llevó a cabo este jueves un operativo con personal de la comisaría 5° en una parrilla que no cumplía con las condiciones mínimas higiénico sanitarias, ni estructurales y que funcionaba debajo de una losa en avenida Fortunato de la Plaza esquina Juramento.

El lugar fue denunciado en reiteradas oportunidades por el estado de obra en el que se encontraba y la clara falta de habilitación comercial para su funcionamiento. Debajo de la losa -dentro de un predio que tenía un vallado de madera pero que había sido violentado- funcionaba la parrilla en cuestión. Los comensales concurrían informados con cartelería que se colocaba al paso de los vehículos en una arteria muy transitada y comían apoyados en caballetes y tablones que oficiaban de mesa.

En ese sentido, se procedió a la clausura del establecimiento y el secuestro de elementos que hacen a la actividad de venta de bebidas alcohólicas por no contar con el permiso de REBA para su comercialización.

Comentá y expresate