La Unión Tranviarios Automotor (UTA) dispuso una huelga de 24 horas para el próximo martes en el interior del país, ante "el fracaso de las negociaciones con las cámaras empresarias para que los trabajadores perciban los salarios de abril último", en el actual contexto de la pandemia de coronavirus, según confirmó hoy el secretario general del gremio, Roberto Fernández.Por su parte, el secretario adjunto de la UTA local, Adrián Giménez, aclaró a Ahora Mar del Plata que "el paro dependerá de las negociaciones que se mantengan el fin de semana".

"Pasamos a una audiencia el día lunes y si ahí no tenemos efectivizada las diferencias que se nos adeudan, iremos al paro", confirmó el dirigente gremial en contacto con este medio.

Giménez dijo que la medida podría llegar a destrabarse tras "una serie de videollamadas que se mantendrán el fin de semana con la Subsecretaría del Interior".

La conducción nacional del sindicato había ratificado anoche el estado de "alerta" en todo el país, a pesar de que convino con las cámaras patronales y funcionarios laborales un cuarto intermedio hasta hoy en las extensas negociaciones virtuales en procura del pago de los haberes de abril a la totalidad de los trabajadores.

Fernández explicó que la huelga afectaría a Mar del Plata, Tandil, San Nicolás y Bahía Blanca, pero no al conurbano provincial y en la Capital Federal.

Un documento firmado por Fernández convocó hoy al cese de actividades en el interior durante 24 horas a partir de la 0 del martes próximo ante "la falta de pago de los salarios", y sostuvo que "la UTA solicitó desde el primer momento a los empresarios y el gobierno que hallasen mecanismos para ofrecer soluciones, en el contexto del compromiso demostrado por los trabajadores en la emergencia".

"Los choferes alineados en el gremio demostraron su compromiso desde el primer momento en la primera línea de los servicios esenciales, en plena pandemia de coronavirus, y no merecen de forma alguna este trato", puntualizó el dirigente.

Fernández exhortó a "los responsables de haber generado esta situación a ofrecer urgentes respuestas", y advirtió que "las medidas de fuerza gremiales podrían profundizarse si de inmediato no se abonan los haberes adeudados de abril".

El dirigente, quien integra la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), explicó que luego de más de 20 días de negociaciones y tres audiencias en la cartera laboral y, no obstante las reiteradas advertencias respecto de la inminente problemática salarial, "los empresarios confirmaron la imposibilidad de abonar los haberes de abril", puntualizó Fernández.

Para el sindicalista, esa postura patronal es "ilegítima y ofensiva", y "pone en jaque el sustento de 35 mil choferes del interior" de la Argentina, concluyó.

Comentá y expresate