Trabajadores de la Unión de Tranviarios Automotor -UTA- continúan realizando una medida de fuerza. Por este motivo, este martes -y probablemente también el miércoles- restringirán el servicio de 22 de la noche a 06 de la mañana.

La medida se implementó la semana pasada en reclamo por el aumento salarial adeudado en septiembre.De profundizarse el conflicto por no tener respuestas, advierten que podrían ir por restricciones en horarios pico.

La Secretaría de Trabajo de la Nación convocó para esta semana a las partes, con el objetivo de encontrar una solución, sobre todo porque la medida perjudica a los usuarios que salen tarde de estudiar o trabajar o deben tomar colectivo temprano.

Los empresarios vienen sosteniendo que no pueden pagar el 5,7% de aumento salarial correspondiente al acta acuerdo firmada a principios de año -el segundo tramo de la suba anual acordada del 15%-, por efecto de la devaluación del peso, que alteró los costos operativos de las firmas del transporte, con muchos insumos dolarizados.

En este contexto, sigue pendiente la discusión de qué pasará con los subsidios al transporte que el Gobierno nacional eliminará a fin de año. La pregunta es si las provincias y los municipios se harán cargo en parte de este ajuste que podría perjudicar directamente a los usuarios en el costo del boleto.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate