El fuerte salto inflacionario iniciado en octubre dejará en el primer trimestre una suba acumulada de 12% y, más allá de la dinámica generada por el impacto de la emisión monetaria de 2020 y la apertura de la cuarentena, aumentos puntuales sumarán presión en abril a una de las variables que más preocupa al Gobierno.

Por un lado, nuevos incrementos de combustibles, el posible aumento de tarifas, la actualización de los pasajes del subte y de las tarifas de taxis, el descongelamiento del valor de los alquileres y las subas de expensas comprometen severamente la desaceleración que busca el gobierno a través de una menor depreciación del tipo de cambio.

El equipo económico echó mano en otras herramientas con las que busca contener el salto de los precios, especialmente en los productos de consumo masivo, a través del programa de Precios Máximos, extendido hasta el 15 de mayo, y del acuerdo por la carne hasta el 15 de abril para una decena de cortes populares.

El aumento con mayor significancia vendrá por el lado de la nafta, que en abril recibirá el segundo tramo del aumento de 15% en tres partes que definió el Gobierno que, más allá del impacto directo en la canasta del Indec, tiene también un efecto de 'segunda ronda', indirecto. "Creo que el de naftas es el ajuste más preocupante de los que se avecinan. En la medida que el precio internacional se revalorice, no vamos a poder evitar nuevos aumentos en el mediano plazo", consideró Joel Lupieri de la consultora EPyCA.

Desde que se descongelaron los precios de los combustibles en agosto del año pasado, el alza llegó a 35% promedio en seis meses, aunque una buena parte responden a aumentos de impuestos internos y a subas del biodiésel.

Otro de los puntos candentes pasa por las tarifas de luz y gas, congeladas desde abril de 2019. En cuanto a las primeras, los aumentos oscilarían entre un 7% y 15% en el AMBA, aunque todavía no está definido si aplicarán en abril o mayo. Para este mes el gobierno bonaerense ya autorizó un incremento de 7% para las distribuidoras eléctricas del interior de la provincia. En tanto, para el gas los aumentos se definirían sobre el final de abril.

En cuanto al transporte en Capital Federal, el 18 de abril se aplicará el aumento de los pasajes del subte y del premetro, que aumentarán de $ 25,50 a $ 30 y de $ 9,10 a $ 10,70, respectivamente. Esa fecha los taxis pasarán a tener una bajada de bandera diurna de $ 85,70 y una ficha de $ 8,57, mientras que para la noche pasará a valer $ 102,80 y una ficha de $ 10,28. Los peajes también aumentarán un 25%, en su segunda suba del año.

Ayer venció el decreto que congelaba alquileres, por lo que los propietarios están desde hoy habilitados a elevar las cuotas y deberán acordar con los inquilinos, además de ajustar los contratos vencidos a la ley de alquileres vigente desde el año pasado. También subirán las expensas, tras las paritarias de los porteros, que acordaron un aumento de 32%. En un primer tramo, será de 7%, publicó Cronista.

Comentá y expresate