La situación social se agrava por la pandemia del coronavirus y hay comedores barriales que atienden cada vez a más vecinos. Desde el comedor “El regreso” del barrio Las Heras piden donaciones de alimentos, debido a que se sienten “desbordados” y “se está complicando preparar las viandas”.

“Pedimos si nos pueden ayudar con alimentos no perecederos, carne, pollo y puré de tomates. El municipio no está entregando y el barrio está convulsionado por los contagios de coronavirus. Han cerrado comedores”, dijo Rosana, la responsable del comedor, a Ahora Mar del Plata.

La mujer hace referencia a la preocupación que generó el caso del bebé que está internado en el Materno Infantil por coronavirus, que fue asistida por un comedor del mismo barrio. Sin embargo, el lugar “no hay actividad presencial” desde que comenzó la cuarentena, sino que les llevaban mercadería con “todos los protocolos sanitarios”, informaron a este diario digital.

La mamá del pequeño también dio positivo de Covid-19 y algunos familiares fueron aislados en los hoteles que dispuso el municipio. “Son un montón de niños, es una familia muy numerosa. Al comedor asistían pero desde la pandemia dejaron de ir. Nos arreglábamos de otra manera para hacer llegar los alimentos”, explicaron.

Rosana advirtió que por la pandemia “quedaron muy pocos comedores que reciben gente que viene de los que cerraron”. “No damos abasto con la mercadería. No alcanza lo que nos dan. Necesitamos que nos ayuden para poder entregar las viandas”, agregó.

Comentá y expresate