Con máquinas del Emvial (Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado) y Obras Sanitarias, comenzaron este lunes las excavaciones junto al pozo de Valle Hermoso donde la Justicia busca los restos de Fernando Lario, el arquitecto desaparecido hace casi 8 años en Mar del Plata.

El operativo prevé una duración de 72 horas, siempre y cuando no surjan imprevistos y complicaciones por el clima. La excavación se lleva adelante mediante un sistema de “terraplen” y se desplazarán miles de metros cúbicos de tierra para conformar una cava, de moderadas dimensiones, que permitirá el descenso de la maquinaria de excavación junto con la de remoción.

Embed

La excavación es supervisada en forma permanente por la división de Riesgos Especiales, que tiene a su cargo las tareas de ingreso, captura y recuperación de posible material que resulte de interés a la investigación judicial. Una vez finalizado el operativo, se procederá a una inspección.

En el lugar de la excavación están la fiscal del caso Andrea Gómez, efectivos de la DDI y personal de distintas áreas municipales como Defensa Civil y Vialidad, entre otros.

Según información a la que tuvo acceso la producción de Telediario -el noticiero de Canal 10-, está previsto el ingreso de manera lateral o frontal al fondo del pozo, dependiendo de los resultados de las evaluaciones permanentes de las variables de seguridad.

La finalización de la excavación estará dada por la aparición de elementos o indicios físicos que ameriten sostener la idea de haber llegado al fondo original de la perforación. También por haber alcanzado las napas de agua, lo cual será determinado por personal de OSSE, y cuando se vean comprometidas las condiciones de seguridad para los rescatistas y operarios.

Hace un mes un testigo aportó datos a la fiscalía que investiga la causa, calificada como homicidio, y se reactivó la búsqueda de Lario.

Lario desapareció el 7 de julio de 2012 en Mar del Plata. Ese día salió de la Universidad Nacional, donde participó como miembro de una agrupación en unas elecciones, se despidió de sus amigos y fue al encuentro de su hijo de 10 años. Nunca llegó.

Por la noche, familiares y amigos ya se comunicaban entre sí preocupados por el paradero de Fernando, que aquel día llevaba un pulóver azul, pantalón y zapatillas claras y un sobretodo de corderoy beige. Desde ese día, su familia no sabe nada de él.

(Imágenes: Pablo Funes @dronmardelplata)

Comentá y expresate