Una obra muy esperada por los marplatenses comenzó esta mañana: la demolición de las instalaciones de Playa Chica que marcaron "una postal del abandono" en los últimos años.

A través de una licitación presentada por el municipio, una empresa privada empezó este viernes las tareas de remoción de los escombros y en los próximos días demolerá los inmuebles que en el pasado funcionaban como un restaurant y un bar, en el que había también una pileta.

En el lugar, que había sido saqueado y abandonado, solían vivir personas en situación de calle que fueron desalojadas y derivadas a la Secretaría de Desarrollo Social para recibir la atención de especialistas, acorde con su problemática. Durante el operativo, estuvo presente el intendente Carlos Arroyo, acompañado por el subsecretario de Seguridad, Marcelo Lencinas.

PLAYA CHICA TRABAJOS 6.jpg

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate