El inminente inicio de la temporada pide a gritos algunas señales de optimismo. Pero la dinámica comercial de la ciudad, tal como transcurrió gran parte del año, no logra mejoras en los últimos meses. Un reciente relevamiento confirma que las ventas cayeron un 12% durante este mes con respecto a igual período del año anterior.

Según el informe del Departamento de Estudios Sociales y Económicos (DESE) de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (Ucip) de Mar del Plata, la tendencia en caída se mantuvo en este anteúltimo mes de 2019.

Los números vuelven a dar en rojo aún cuando se dieron algunos momentos de buen movimiento, como por ejemplo el muy reciente fin de semana largo que tuvo en la ciudad buena cantidad de turistas y también un óptimo nivel de gasto.

Los números vuelven a dar en rojo aún cuando se dieron algunos momentos de buen movimiento, como por ejemplo el muy reciente fin de semana largo que tuvo en la ciudad buena cantidad de turistas

El sector comercial e industrial de la ciudad viene advirtiendo lo difícil que se hace sostener las persianas abiertas y mantener al personal, con costos que muchas veces no logran cubrir por la caída de las operaciones de venta.

La habitual consulta que UCIP realiza para medir la realidad del sector confirma que las ventas cayeron un 11,9% en este noviembre si se lo compara con mismo mes del año pasado.

El informe también señala que el 68,75% de los comerciantes no advirtió cambios positivos en el transcurso de este mes, período en el que se puso en práctica una medida del gobierno para limitar la compra de dólares, lo que debería haber derivado pesos al consumo interno. Solo uno de cada seis entrevistados admitió algún indicio de mejoría.

Se vuelve a mantener la tarjeta de crédito como principal medio de pago (uno de cada dos compras se abonan mediante esa vía) y apenas el 28% se realizaron en efectivo. El resto de los desembolsos de los consumidores fue con tarjeta de débito.

Sobre la forma de pago preferida por los consumidores, el relevamiento deslizó que más del 50% de las ventas se abonaron con tarjeta de crédito, el 28% fueron en efectivo y un 19% abonó con tarjeta de débito.

Sobre la forma de pago preferida por los consumidores, el relevamiento deslizó que más del 50% de las ventas se abonaron con tarjeta de crédito, el 28% fueron en efectivo y un 19% abonó con tarjeta de débito.

Más de la mitad de los comerciantes consultados consideró muy probable que en este último mes se vuelvan a registrar aumentos en los productos, más allá del rubro y uno de cada cuatro arriesgó que se mantendrán los actuales valores.

Comentá y expresate