La medida de fuerza de los trabajadores municipales que duró 29 días provocó que varios comercios o espacios privados donde se desarrollan actividades durante la temporada no pudieran tener los trámites finalizados. Desde la UCIP aseguran que “hoy están sufriendo sanciones por inspecciones que no han tenido en cuenta los incumplimientos”.

Por eso, desde la Unión del Comercio, la Industria y la Producción sostienen que es necesario que se ponga en consideración ésta “situación particular” ante aquellos comerciantes que, habiendo iniciado sus trámites en tiempo y forma, aún no han podido finalizarlos debido a la retención de tareas que han realizado los empleados municipales.

Asimismo los comerciantes solicitan a los juzgados intervinientes en el proceso sancionatorio, al momento de dictar sus fallos, que tengan en cuenta “esta causa que no es imputable al empresario eximiéndolos de las sanciones o teniendo en cuenta dicha situación como atenuante según cada caso”.

Desde la entidad destacan la importancia de que se realicen los controles para combatir la venta ilegal y el uso del espacio público para actividades privadas. Pero también resaltan que una clausura en la temporada de verano provoca una “gran pérdida para el comerciante”.

Además la UCIP considera que las inspecciones deben tener un espíritu preventivo y correctivo y “no meramente recaudatorio”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate