A pesar de que durante años se quejaron por las condiciones en las que quedaba la zona después de cada fin de semana, dinstintos comerciantes de la zona de Alem se pronunciaron a favor de que vuelvan los bares.

Si bien están de acuerdo en que antes no había controles, que en sus comercios sufrían vandalismo y las calles estaban sucias, concuerdan en que había más movimiento. Por lo tanto, tenían más ventas.

"Es necesario que haya más actividad económica. Si es necesario que se vuelvan a habilitar los bares, que se haga. Habrá que poner más controles y restricciones para que la zona este en armonía", aseguró a este medio un kioskero del barrio.

"Antes de jueves a domingo trabajábamos casi las 24 horas del día. Hoy en día trabajamos menos y pagamos más alquiles e impuestos", se lamentó.

Los comerciantes remarcaron que no hay una política estatal para mantener el trabajo todo el año: "Tras que las temporadas vienen siendo malas, en invierno no hay caudal de gente y no se están implementando medidas turísticas que alienten a la gente a venir a Mar del Plata", analizaron.

Por otro lado, el propietario de una reconocida parrilla de la zona reconoció que, si bien a él "no le afectaría directamente" que se comiencen a abrir bares en la zona, "revitalizaría la zona y habría más actividad para los otros comercios".

De todas formas, al igual que un grupo de vecinos, están de acuerdo en que el horario permitido para vender alcohol debería ser reducido y debería estar garantizada la limpieza de las calles.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate