Comerciantes textiles de Mar del Plata decidieron atender de manera presencial a los clientes dentro de sus locales y de a uno por vez, a pesar de las restricciones de la fase 3 en la que permanece el partido de General Pueyrredon.

La iniciativa comenzó este martes y se extenderá hasta la próxima sesión del Concejo Deliberante, prevista para el jueves, según indicaron los comerciantes a través de un mensaje que comenzó a circular en las redes sociales, que expresaba: “Sí al trabajo, la salud y la atención al público y no al desempleo".

"Esta decisión fue como un manotazo de ahogado. No damos más. Queremos seguir respetando los protocolos estrictamente y no creemos que porque dejemos entrar un cliente en el local genere la circulación del virus", dijo a Ahora Mar del Plata la empresaria textil María Liberati, quien tiene su local en la zona de Güemes.

La semana pasada los comerciantes habían sacado los percheros a la calle para exhibir los productos, en señal de protesta. La venta de productos textiles, como en otros rubros, solo está permitida en la puerta del local, sin el ingreso de los clientes, desde que la ciudad retrocedió de fase por la transmisión comunitaria del coronavirus en General Pueyrredon.

Este martes, los locales de diferentes centros comerciales a cielo abierto de la ciudad, como Güemes, el centro, calle Alem, calle Juan B. Justo y calle San Juan, entre otras, abrieron sus puertas a la espera de una nueva habilitación para el sector.

Comentá y expresate