Comienzan las clases y los guardapolvos pueden costar hasta 1260 pesos
La inflación también golpea a la indumentaria y afecta a las familias en el inicio del ciclo lectivo

El comienzo de clase y los preparativos para que los chicos vuelvan a las aulas inquietan a las familias: la inflación también se ve reflejada en la indumentaria escolar.

En una recorrida por distintas tiendas se determinó que un guardapolvo puede llegar a costar 1260 pesos. Los precios varían según el talle y modelo. Los más baratos cuestan 425 pesos y el promedio es de 700.

Otro accesorio bastante elevado en el precio son las zapatillas convencionales: los talles más elevados, cómo por ejemplo 43, cuestan 1750 pesos, mientras que los zapatos para nenes rondan los 500.

En el caso de las remeras y las chombas, los precios varían entre los 400 y 600 pesos, según la calidad y cantidad de tela que se utilice. En el caso de los buzos los que no tienen capuchas están cerca de los 500 pesos, mientras que los "canguros" valen 750.

Los pantalones rondan los 500 pesos e incrementan su precio a medida que el talle es más grande.

Para las familias que tienen hijos más chicos un conjunto que tenga remera, chomba, guardapolvo, pantalón, buzo y zapatillas puede llegar a valer 2900 pesos. Mientras que un adolescente de talla grande puede llegar a gastar 5450 pesos.

uniformes escolares video