Los alumnos de las escuelas de Capital Federal deberán asistir a clases en febrero próximo. Esta medida, impulsada por Dirección General de Educación , generó distintas opiniones en los operadores turísticos de la ciudad.

A nivel turístico nos perjudica porque mucha gente viene en febrero que es más económica que enero. No pensamos que el comienzo iba a ser tan temprano”, aseguró la martillera Susana Fernández.

Asimismo, aseguró que habían tomado reservas que “fueron canceladas” porque los turistas trabajan en el área de educación. “Hay gente que en febrero ya canceló las reservas. El fin de semana de carnaval también se verá afectado. Tenemos esperanza de que comiencen el 7 de marzo en provincia de Buenos Aires”, completó.

Por su parte el gerente del Hotel Continental, Rolando Dominé, sostuvo que la medida puede ser “compensada” con “turismo durante todo el año”.

“Cada uno piensa en temporadas prolongadas y que podría llegar a perjudicar a la oferta turística. Nuestra asociación se debate el tema para ver si se hace alguna petición pero lo importante es la acción promocional permanente”. Al mismo tiempo, expresó que la medida del gobierno “merece ser respetada”.

Para los gastronómicos la resolución del gobierno es una “restricción”. “No es enfrentar turismo con educación, pero que se quiera adelantar el inicio de clases no es una buena medida porque limita mucho al mes de febrero”, expresó Hernán, empresario gastronómico.

“Nosotros necesitamos trabajar diciembre, enero, febrero y marzo también. Febrero siempre es más corto, que se extienda la temporada es importante. No estamos diciendo que la educación no tenga un valor sino que hay otras alternativas”, explicó.

Y concluyó: “A Mar del Plata lo va a afectar muchísimo. Pensamos que el comienzo siempre iba a ser después del 7 de marzo. Esperamos que se revea la situación”.

Comentá y expresate