Tras haber lanzado el anuncio del programa “Registradas”, ahora el Gobierno oficializó su instrumentación a través del Boletín Oficial. La resolución 657/21 indica cómo será la reglamentación de la medida, que busca fomentar la incorporación formal al trabajo del empleo doméstico. Por eso, el Gobierno ofrece hacerse cargo del 50% del salario de las empleadas por un periodo de hasta seis meses.

Para acceder al beneficio, las trabajadoras deben tener una jornada de hasta 12 horas semanales o más, y las tareas que realicen deben formar parte de las categorías como: “Caseros y caseras”, “Personal para tareas generales”, “Personal para tareas específicas” y “Asistencia y cuidado de personas”.

5f48f5955cac2_1004x564.jpg

Además el Ministerio se encargará de verificar que quienes acceden al beneficio, empleado y empleador, no posean ninguna relación de parentesco. Además, en caso de que ninguna de las partes cumpla con las obligaciones establecidas se procederá a la baja automática del Plan. El comunicado en el Boletín también aclara que, aquellos que figuren en el Registro de Empleadores con Sanciones Laborales (REPSAL), no podrán incorporarse a “Registradas”.

Para hacerse acreedor del beneficio, es imprescindible que el empleador tenga ingresos mensuales iguales o inferiores a 175 mil pesos, que corresponden al mínimo no imponible de Ganancias. Si esos ingresos son menores a 122 mil quinientos pesos, el Estado se hará cargo del 50 por ciento del salario del empleado doméstico. Si son mayores, del 30 por ciento. En cualquiera de los casos el aporte estatal no superará los 15 mil pesos.

Para adherirse al Plan, los usuarios tienen tiempo hasta el 31 de diciembre de este año. La empleada doméstica será registrada en la AFIP, y luego se le abrirá una cuenta a sueldo gratuita en el banco Nación. Allí es donde el Estado le transferirá el valor que corresponda en cada caso.

Comentá y expresate