Se acerca Semana Santa, una celebración tradicional acompañada de 4 días consecutivos de relajación, encuentros, largas sobremesas, excesos calóricos y escasa actividad física. Por lo tanto si no queremos terminar el fin de semana largo con algunos kilos demás, debemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:.

- No hagas ayunos. Continuá con tu rutina alimentaria de manera saludable realizando las cuatro comidas principales.

- Aunque el Viernes Santo la tradición es comer pescado, la falta de creatividad en su elaboración y su escasa saciedad hace que siempre se termine preparándolo frito, en milanesas y/o acompañado de arroz, papa, legumbres y salsas con cremas y quesos, lo cual aumenta significativamente las calorías de ese plato. Como ese día no se hace actividad, se gastan entre 500 y 600 calorías menos pero ingresan unas 1.000 de más: eso es el doble de lo que un adulto de contextura mediana debería consumir en un día.

Una recomendación es preparar una ensalada o guarnición de vegetales cocidos para anexar al plato y así aumentar valor de saciedad de la preparación pero también reducir su valor calórico.

- Priorizá qué comer: roscas de pascuas, huevo de chocolate... TODO NO SE PUEDE. Elegí y date UN gusto. Seguí el estilo francés: poco de lo mejor.

- Si preferís huevos de chocolate, seleccioná aquellos de puro chocolate o chocolate amargo. Estos poseen menos azúcar y manteca de cacao que los de leche o los blancos.

- Que tus permitidos no se extiendan los cuatro días de la celebración. Distribuilos armónicamente cada día de tal manera que los excesos no nos repercuta en el peso. Si hoy tomamos alcohol, entonces elijamos un postre a base de frutas; si mi merienda fue muy calórica, realizo una cena más liviana.

- Regalá todo lo que sobre o traigan a tu casa. Facturas, masas, rosca. De esa manera evitás que cada día de Semana Santa se prolongue por 4,5 o 7 días.

- Aumentá la actividad física. Necesitamos compensar las calorías extras con desgaste físico. Elegí un momento del día que te resulte placentero y realizá una caminata a buen ritmo. Media hora de caminata rápida quema 150 kcal.

- Procurá que el eje de la reunión no sea lo dulce de la comida sino eso: la reunión.

Comentá y expresate