La carne tuvo un aumento significativo en su precio en los últimos dos años. Según un relevamiento realizado por el Indec, la suba de distintos cortes en 2019 rondó en un promedio de más un 60% y en 2020 hubo cortes con incrementos por encima del 70%.

De acuerdo al relevamiento del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, el asado fue el producto que más aumentó. En enero de 2019 el kilo costaba 186,91 pesos y para enero de 2020 el valor se incrementó en un 83,43 por ciento. Además, el cuadril, que hace dos años costaba 225, 78, un año después llegó a costar un 63,1 por ciento más y en enero de 2021, 69,08 por ciento.

En tanto, el kilo de nalga, que costaba 232,76 pesos, escaló un 64,6 por ciento a enero de 2020 y un 70,82 por ciento a enero de 2021.

El análisis realizado por Centro de Economía Política Argentina (CEPA), en un informe sobre la evolución del precio de la carne, Frente a enero de 2020, la variación de precios nominales fue del 73,5 por ciento, muy por encima de la inflación del período, del 36,1 por ciento.

Otros cortes de consumo popular que incrementaron fueron el matambre (85 por ciento) y el vacío (83 por ciento). “Se observan incrementos significativos de la carne durante varios meses de 2020, a saber, enero (7,6 por ciento), marzo (5,6), abril (9,2), noviembre (7,7) y diciembre (20,2). La dinámica alcista de noviembre y diciembre se mantuvo en enero de 2021 pero en niveles inferiores, anotándose un incremento ponderado promedio de los cortes de carne vacuna de 6,3 por ciento”, explica el informe.

En enero, según el CEPA, los intermedios (tapa de nalga, asado de tira, bife angosto, tapa de asado, paleta y picada especial) son los que más han aumentado, promediando un 6,4 por ciento. Los cortes caros (peceto, lomo, colita de cuadril, nalga, cuadril, matambre, vacío, bola de lomo y cuadrada) se incrementaron casi al mismo nivel, en el orden del 6,3 por ciento, mientras que los cortes económicos (tortuguita, roast beef, carnaza, picada común, falda y osobuco) tuvieron una evolución más leve, de 4,5 por ciento.

El motivo de la suba está relacionado con la exportación, de acuerdo al organismo. “Entre 2010 y 2016 el promedio mensual de exportación de carne vacuna osciló entre 15 y 20 mil toneladas. Sin embargo, a partir de 2017 comenzó un muy acelerado crecimiento, llevando el promedio mensual de exportación a 70 mil toneladas mensuales en 2019 y 75 mil en 2020”, detalla.

Comentá y expresate