Una de las recomendaciones es ventilar permanentemente los ambientes calefaccionados y verificar los artefactos por un gasista matriculado. En ese sentido, Camuzzi cuenta con un listado oficial, que está publicado en su página web.

En el caso de presentar síntomas de intoxicación como dolor de cabeza, náuseas y vómitos, mareos, debilidad, cansancio y/o pérdida del conocimiento comunicarse inmediatamente al número 107 de emergencias médicas.

También recuerda cuáles son las señales de alerta que evidencian la presencia de monóxido de carbono en el ambiente, como la coloración amarilla o anaranjada de las llamas, en lugar de color azul; aparición de manchas o tiznado en las paredes; decoloración de los artefactos, de sus conductos de evacuación de gases o alrededor de ellos.

Una de las principales causas de la aparición de monóxido de carbono está en el mal estado de los artefactos de gas o en sus instalaciones; también una insuficiente ventilación del ambiente en donde hay una combustión e instalación de artefactos en lugares inadecuados.

Por otro lado, hay que revisar el mal estado de los conductos de evacuación de los gases de la combustión desacoplados, deteriorados o mal instalados; quemador de gas con la entrada de aire primario reducida y la acumulación de hollín u otro material en el quemador.

Comentá y expresate