El periodista boliviano del canal RTP, Víctor Hugo Rosales, ilustró en su programa llamado "Tomando el Pulso" cómo fue la devaluación del peso a lo largo de los años. En un segmento cuya franja decía que para los comerciantes bolivianos la "Argentina está regalada", el periodista tomó los valores del peso argentino en 2009 y en la actualidad, comparando en ambos casos con los valores equivalentes de la moneda boliviana.

Embed

Sin embargo, previo a comparar las dos monedas, Rosales añadió que "se esta viviendo en este país una crisis galopante que parece no tener camino de salida (…) En este momento Argentina no le puede pedir prestado un solo centavo a ningún país del mundo. Esta tan endeudada Argentina que no tiene cómo sobrevivir así como ésta".

Aclarando esto, siguió el conductor: “Estos son 100 pesos argentinos en dos billetes de 50. En el año 2009, valían 230 pesos bolivianos. Y ahora valen lo que hay en este monedero: un peso boliviano con 50 centavos”. Mientras decía esto, sostenía frente a la cámara las dos monedas en una mano y los billetes argentinos en la otra.

Así pues, mientras que hace 13 años el valor de $100 argentinos más que duplicaba el valor de su par boliviano, requiriendo cuatro billetes para igualarlo y alcanzando el valor nominal de $230, en la actualidad, con la crisis cambiaria y todo lo que eso conlleva, la situación se invirtió drásticamente y nuestra moneda ahora equivale a solo dos monedas que alcanzan un valor nominal de $1,50 bolivianos.

En Argentina, el peso boliviano cotiza $20 argentinos en las casas de cambio. De esta forma 20 pesos bolivianos se adquirirían por $1000 y, siguiendo esta lógica, $100 argentinos, la cifra que toma Víctor Hugo Rosales, valdrían en realidad alrededor de dos pesos bolivianos.

image.png
El peso argentino solía valer mas que el peso boliviano. Esa relación se invirtió por la crisis en Argentina. 

El peso argentino solía valer mas que el peso boliviano. Esa relación se invirtió por la crisis en Argentina.

Igualmente, cabe destacar que el programa fue emitido el 31 de julio, en el punto más alto de la crisis de las últimas semanas y antes de que Sergio Massa remplazara a Silvina Batakis como ministro de Economía.

Por su parte, en los últimos cinco años el peso boliviano se mantuvo más o menos estable en su relación con el dólar, oscilando entre los $6,60 y $6,90 por unidad de la divisa estadounidense. En ese mismo periodo de tiempo el peso argentino sufrió una devaluación importante y paso de valer en relación al dólar unos $17,25 a rondar los $290, tomado la cotización del dólar libre.

En lo que concierne a la inflación, Bolivia tiene una de las tasas más bajas de la región, y aunque sea verdad que el país se ha visto impactado por los efectos de la pandemia y la guerra entre Rusia y Ucrania, de igual manera se mantiene en niveles reducidos.

Además, quiénes están familiarizados con el comercio en la frontera entre ambos países reconocen que desde el comienzo de la crisis financiera y cambiaria de 2018 durante la gestión de Mauricio Macri hay una tendencia a elegir ahorrar en pesos bolivianos y no en la divisa argentina. Esta tendencia se ve exacerbada por la crisis actual.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate