El conflicto entre Rusia y Ucrania está tocando puntos álgidos y se viven momentos de tensión máxima en más de 30 años en Europa por la posibilidad de una guerra entre los países miembros de la OTAN y el país que preside Vladimir Putin.

Luego de reconocer el pasado lunes la independencia de dos regiones secesionistas del este de Ucrania, Donetsk y Lugansk, las tropas rusas comenzaron su incursión sobre el territorio que internacionalmente es reconocido como Ucrania. Sin embargo, según trascendió y afirmó el mismo Putin es que se trata de envíos de "tropas de paz" para mantener la seguridad de la zona.

El medio Al Jazeera compartió los primeros videos en los que se puede ver a las fuerzas rusas cruzar la frontera hacia el territorio de Donetsk.

Embed

El video muestra el ingreso a Donetsk de vehículos militares, entre los que se incluyen tanques, en las primeras horas de este martes. Muchos analistas señalan que el reconocimiento de Putin de estas regiones es una virtual declaración de guerra, a pesar de los esfuerzos para encontrar una solución diplomática al asunto.

Otros expertos también dejan en claro que el reconocimiento demuestra que Rusia estaba preparada para apoyar militarmente a Donetsk y Lugansk, pero que aún no hay una decisión clara sobre declarar una guerra total contra Ucrania.

Embed

Las principales respuestas al movimiento de Vladimir Putin

Luego de conocerse las declaraciones de Putin, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, acusó a Rusia de violar la integridad territorial de su país al reconocer la independencia de Donetsk y Lugansk, donde desplegará tropas para "garantizar la paz" de la región de Donbass.

Durante un discurso de emergencia televisado por cadena nacional, Zelenski dijo que "toda la responsabilidad por las consecuencias de dicha decisión recaen en los dirigentes de Rusia”.

image.png

Con esto, Zelenski también se refería a las sanciones que caerán sobre Rusia. Entre ellas, el gabinete de emergencia del Gobierno británico (COBR) acordará un "paquete significativo de sanciones" que serían aplicadas de manera inmediata.

Lo que se sabe es que Boris Johnson habría hablado con Zelenski en la noche del lunes y le transmitió su preocupación y estado de alerta por la posibilidad "real" de que Rusia invada definitivamente Ucrania "en las próximas horas y días".

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, por su lado, impuso sanciones a los territorios controlados por separatistas pro-rusos en la región del Donbass en el este de Ucrania. El mandatario aseguró que las fuerzas rusas ya se han desplegado de manera encubierta en estas zonas durante ocho años, desde que Rusia anexionó la península de Crimea en 2014.

“Que tropas rusas se movilicen a Donbass no sería un paso nuevo”, dijo. “Seguiremos buscando la diplomacia hasta que los tanques avancen”, aseguró Biden.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que Joe Biden ya emitió una orden ejecutiva para “prohibir nuevas inversiones, comercio y financiamiento por parte de estadounidenses desde, hacia o en las regiones” prorrusas de Donetsk y Lugansk en Ucrania.

La portavoz precisó que esas medidas “son independientes y se agregarían a las medidas económicas rápidas y severas” que Washington tiene “preparadas en coordinación” con sus aliados occidentales en caso de que Rusia continúe invadiendo a Ucrania.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate