El parquímetro, ese sistema de estacionamiento medido que se utiliza en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para aparcar el auto, dejará de existir. El Gobierno porteño ya comenzó a reemplazarlo desde el sábado pasado y de manera gradual por una aplicación para teléfonos celulares, y el miércoles lo suplantará de forma definitiva.

Blinkay es la nueva y moderna App que lanzaron las autoridades de la ciudad de Buenos Aires para dejar atrás el antiguo parquímetro. El objetivo es volver más eficiente el sistema de pago a través de este sistema digital, ya que los usuarios podrán abonar de manera exacta el tiempo que dejen el auto estacionado, desde la comodidad del celular y a través de su tarjeta de crédito o débito.

image.png

La medida fue informada por el Gobierno de Rodríguez Larreta, y se implementará en más de 3500 espacios tarifados en un polígono que se extiende por zonas de los barrios de Balvanera, Recoleta, Retiro, Monserrat y San Nicolás. Allí, el estacionamiento tiene un valor de $45 la hora.

La transición del viejo esquema al nuevo comenzó el sábado con la posibilidad de los futuros usuarios de descargar la nueva aplicación. Este lunes y martes quedará suspendido el cobro del estacionamiento, para recién el miércoles dar de alta al nuevo sistema digital.

Al mismo tiempo, y para dar cierre definitivo al parquímetro, la Ciudad lleva adelante un operativo para retirar de las calles los últimos que ya quedan, así como también las máquinas expendedoras de tickets. Calculan que aun quedan unas 120 por quitar.

En toda el área de estacionamiento medido ya hay cartelería con códigos QR que habilitan la descarga de la aplicación, que solo sirve para pagar y no para reservar lugares.

image.png

Una vez que la aplicación está disponible en el teléfono, hay que crear un usuario a partir de un correo electrónico. Luego se pueden ingresar los siguientes medios de pago: tarjeta de débito, de crédito o Mercado Pago. Para iniciar el tiempo de estacionamiento es necesario cargar la patente del auto.

En cuanto a las opciones de pago, hay dos: prepago y pospago. Con la primera, el conductor elige la cantidad de horas que quiere estacionar y paga el total por adelantado. Con la segunda, también se inicia la sesión de estacionamiento cargando las horas, pero en este caso tiene la opción de "parar" la sesión en cualquier momento y pagar solo el tiempo que usó.

Una vez que se cumpla el tiempo cargado, la aplicación enviará un aviso cuando queden cinco minutos para el final del plazo. Y el conductor tendrá la chance de sumar fracciones de uno o cinco minutos, según la opción de pago elegida.

Comentá y expresate