Una nueva elección asoma y la mayoría de los principales candidatos a obtener una importante cantidad de votos no son nuevos. Es más, podría decirse que se trata de los mismos postulantes de los últimos años.

Según las encuestas, la actual concejal de licencia y ex secretaria de Desarrollo Social, Vilma Baragiola, será la más votada y eso posibilitaría que renueve su banca y que Cambiemos obtenga además otros cinco lugares en el Concejo Deliberante. Pese a haber sido derrotada por el intendente Carlos Arroyo en las PASO de 2015, en lo que parecía ser el final de sus grandes ambiciones políticas, la candidata de la gobernadora María Eugenia Vidal en Mar del Plata continuó trabajando como funcionaria y hoy parece haber recuperado el caudal de votos que obtuvo en 2013, cuando ganó su banca con una diferencia histórica sobre el resto. De triunfar nuevamente ahora y en octubre, la radical se perfilaría como la sucesora del actual jefe comunal.

Otro de los rostros conocidos por los marplatenses que se verá en las boletas del cuarto oscuro es el de Ariel Ciano. "El Cholito" o "El Cholo", como le gusta que le digan en honor a su padre Vicente -reconocido periodista y conductor de la ciudad-, abandonó Acción Marplatense tras la derrota de 2015 y expuso sus principales diferencias con el ex intendente Gustavo Pulti. Rápidamente, pasó a las filas del massismo y se convirtió en el principal candidato a concejal por el espacio 1País, desde donde pensaron que podía ser una incorporación de renombre. Las encuestas de alguna forma lo desmintieron, aunque en las últimas semanas, y gracias a la campaña, su intención de voto se ha incrementado. De cualquier manera, sobrepasará el 1,5 por ciento necesario para poder participar de los comicios de octubre, y se ilusiona con obtener una banca en el recinto que ya ocupó entre 2011 y 2015.

Por el lado de Unidad Ciudadana, el espacio formado por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, es Marcos Gutiérrez el referente que buscará renovar su cargo en el HCD, obtenido en 2013. El integrante del Movimiento Descamisados ganó protagonismo dentro del kirchnerismo a través de su cercanía con la diputada nacional Fernanda Raverta, quien además es la líder de La Cámpora en Mar del Plata. Por ese motivo, la legisladora y el propio Máximo Kirchner decidieron que encabezara la lista de postulantes tras el quite del sello del Partido Justicialista que, finalmente, quedó bajo el uso del ex ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo. Superar el piso en las PASO y lograr tres bancas en octubre sería, para la lista de Gutiérrez, conseguir buenas elecciones.

El propio Randazzo se alineó en General Pueyrredon con el ex concejal Fernando Maraude, quien ocupó un lugar en el recinto entre 2011 y 2015 y quedó afuera de la última contienda electoral por la decisión tomada entonces de conformar una alianza con el pultismo. Ahora, Maraude buscará alcanzar el 1,5 por ciento de votos necesarios para participar de los comicios de octubre, lo que, a priori, parece ser un reto bien difícil de superar.

Por el lado de la izquierda, será una vez más Alejandro Martínez el hombre elegido para intentar ganar un poco más de terreno electoral. En principio, el objetivo será el mismo de los últimos años: sobrepasar el piso ahora y poder lograr su ansiada banca en octubre, algo que le ha sido siempre esquivo. Hoy por hoy, no parece posible que lo segundo ocurra.

Por último, el enfrentamiento entre el ex presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Artime, y el librero Juan Rey por la conducción de Acción Marplatense mostrará el único enfrentamiento real entre dos candidatos del mismo espacio. Es la primera vez que ocurre en el partido vecinalista fundado por el ex intendente Pulti, que apoya Artime, y promete ser una disputa hasta ahora indescifrable.

Si bien algunos especulan con un mayor caudal de votos para Artime, otros creen que Rey puede dar la sorpresa debido al rol social que ha cumplido en los últimos años en distintos espacios como la ONG Hazme Reír o el Club Unión, del que fue presidente. Lo que sí es de esperarse es que ambos logren más del 1,5 por ciento de los votos en esta ocasión y, de esa forma, sus nombres deban intercalarse en la lista final de AM que se presentará en octubre. El interrogante es quién obtendrá la mayoría de los lugares para luego competir por una banca en el Concejo Deliberante, para reforzar un bloque que, a priori, se debilitaría respecto de lo que supo ser cuando ocupaba el oficialismo.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate