De golpe llegó el frío a Mar del Plata y en las escuelas se hace sentir. Uno de los requisitos para que se desarrollen las clases presenciales, con menos riesgo de contraer el virus, es la ventilación.

El Plan Jurisdiccional creado por Gobierno de la provincia de Buenos Aires asegura la obligatoriedad de la apertura de puertas y ventanas. Como así también la desinfección de los espacios comunes. ¿Qué pasa en Mar del Plata y en los distintos niveles educativos?

“Estamos trabajando con las camperas puestas. Es muy difícil y es algo que se sabía de antemano que algo que podía llegar a pasar. La baja de temperatura es algo que se suma al cumplimiento de un protocolo con la situación de las escuelas en Mar del Plata. Nos están haciendo cumplir un protocolo muy difícil de cumplir. Los docentes nos exponemos”, expresó Santiago, docente de nivel secundario de una escuela local.

De todas maneras, el protocolo no prohíbe a los establecimientos educativos calefaccionar los ambientes. Debe hacerse horas previas de la apertura de las escuelas, usando sistemas de calefacción habituales y siempre ventilando los espacios.

“En las que estoy trabajando se han contemplado los protocolos y salen los chicos del aula y se hace la ventilación. En las escuelas que no están dadas las condiciones no estamos yendo de manera presencial. Cuando estamos en el aula, las ventanas pueden permanecer cerradas, cada cierto tiempo entra una auxiliar para que circule el aire. La presencialidad ha aumentado el número de contagios”, expuso, Analía, docente universitaria.

En nivel inicial, aseguran que tienen un receso donde los auxiliares se acercan a ventilar. “Estamos con las ventanas abiertas y los chicos abrigados. Reforzando desayunos para no sentir frío”, expresó Lucila, maestra de un jardín de infantes.

Comentá y expresate