La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el senador nacional y flamante candidato a vicepresidente de Mauricio Macri, Miguel Pichetto, mantuvieron un encuentro privado en el que avanzaron sobre la estrategia electoral que llevarán adelante en territorio bonaerense, donde se librará la batalla más importante para el Gobierno.

La forma que Pichetto utilizó para definir a Vidal marca con claridad que la mandataria ocupará el lugar central en la campaña electoral. "La gobernadora es el principal exponente de Juntos por el Cambio", dijo antes y después de ingresar a la reunión que se llevó a cabo en las oficinas porteñas que tiene Vidal.

Durante el encuentro, los nuevos socios políticos hablaron sobre la construcción de espacios comunes en la nueva alianza y la posibilidad de incorporar más dirigentes del peronismo a la coalición de gobierno.

Pichetto está dispuesto a darle un perfil nuevo al esquema de Cambiemos. En definitiva, es lo que necesita el Gobierno para mostrar amplitud en este nuevo tiempo. Junto a él se incorporarán al espacio un pequeño grupo de históricos dirigentes del peronismo.

En la reunión, de la que también participó el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, la gobernadora y el senador conversaron sobre las realidades de diferentes localidades y distritos. Además, se planteó la posibilidad de abrir una PASO en algunas de la ciudades.

Antes de la reunión surgieron trascendidos sobre la posibilidad de que Vidal pudiera cambiar de compañero de fórmula para darle lugar a un nombre peronista en vez de su actual vicegobernador, el radical Daniel Salvador. Según publicó Infobae, desde el gobierno bonaerense desmintieron esa versión y advirtieron que no existe ninguna posibilidad y la fórmula es inamovible.

Apenas llegó a la reunión, Pichetto fue consultado sobre la decisión de Massa de bajar su candidatura presidencial y ser primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires. En ese sentido dijo que la novedad "no complica el panorama" y que "de ninguna manera es más complejo en la provincia de Buenos Aires".

Antes y después del cónclave, Pichetto se refirió a la elección en Santa Fe y dijo que la candidatura de Lavagna "quedó muy debilitada" debido a "la derrota del socialismo", que es el principal socio dentro del espacio político que el economista creó para sostener su candidatura presidencial.

De esa forma anticipó lo que parece ser la estrategia del Gobierno en el futuro inmediato: polarizar con el kirchnerismo al máximo para intentar destruir la vía del medio, espacio que, a priori, le restaría votos a Mauricio Macri.

Comentá y expresate