El Banco Central de la República Argentina (BCRA), dispuso ampliar las opciones para la contratación de préstamos de Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) para beneficiarios y MiPyMEs.

Según la comunicación A 6715, al momento de la contratación, las entidades deberán extender el número de cuotas y que el importe de las mismas no supere en 10% el valor de la cuota que resultaría de haber aplicado a ese préstamo un ajuste de capital por el Coeficiente de Variación Salarial (CVS) desde su desembolso.

De esta manera, el beneficiario podrá extender el número de cuotas previstas en el inicio del contrato cuando el importe de la cuota a pagar supere en 10% el valor que resultaría de haber aplicado a ese préstamo un ajuste de capital por CVS desde su desembolso.

En esa circunstancia, que deberá ser notificada al cliente –por medios electrónicos cuando sea posible– y ante su solicitud expresa de ejercer tal opción, la entidad financiera deberá extender en hasta 25% el plazo originalmente previsto para el préstamo.

Por otro lado se exigió que el importe de la cuota no supere en 10% el valor de la cuota que resultaría de haber aplicado a ese préstamo un ajuste de capital por el CVS desde su desembolso, sin que ello implique extender el número de cuotas originalmente previsto. Cuando se trate de financiaciones otorgadas en el marco del ProCreAr, el costo de esta opción podrá ser trasladado al cliente. El BCRA puso de relieve que "esta segunda modalidad es nueva".

"El objetivo es que las entidades financieras puedan ofrecer a los clientes una alternativa adicional a la hora de la contratación del crédito. La norma, que entra en vigor a partir de su publicación, rige para los nuevos contratos que se firmen con esas modalidades", señala el comunicado oficial.

Desde la institución señalaron que "se continuarán adoptando medidas destinadas a fomentar la inclusión financiera de la población mediante el acceso al crédito de manera segura para el consumidor y sostenible para el sistema en su conjunto".

En su último informe sobre la situación del sistema, el BCRA indicó que "el crédito total a las empresas (en moneda nacional y extranjera) se redujo 2,6% real en el mes (+0,8% nominal) y 16,4% i.a. real.

Los préstamos al comercio y a la construcción presentaron las mayores caídas interanuales relativas. Por su parte, el financiamiento a las familias cayó 1,8% en términos reales respecto al mes anterior (+1,6% nominal). En una comparación interanual los préstamos a los hogares disminuyeron 20% i.a. real, principalmente por el desempeño de los prendarios y personales.

La participación del crédito al sector privado en el activo bancario total se redujo levemente respecto al mes anterior (-0,4 p.p.), hasta ubicarse en 39% en abril. En términos interanuales este ratio acumuló una caída de 9,9 p.p. a nivel agregado, explicado mayormente por los bancos privados.

El ratio de irregularidad del crédito al sector privado alcanzó 4,2% en abril, superando en 0,1 p.p. al valor del mes anterior y 2,2 p.p. por encima del nivel de un año atrás. La morosidad de los préstamos a las empresas representó 4% de la cartera total (+0,1 p.p. respecto a marzo y +2,9 p.p.i.a.), mientras que la mora de las financiaciones a las familias se ubicó en 4,6% en el mes (+0,1 p.p. respecto a marzo y +1,5 p.p. i.a.).

Los préstamos hipotecarios a los hogares no presentaron cambios significativos en su ratio de irregularidad en el período (0,3% en el caso de los UVA y de 0,62% en los restantes).

Comentá y expresate