Un joven compró un típico Papá Noel de chocolate y cuando lo abrió en su casa quedó sorprendido: la golosina escondía una "sorpresa" sexual.

Jason Greaves, de 28 años, vive en la ciudad de Blackley, Lancashire. Un día, se acercó hasta una conocida cadena local para hacer las compras. Atraído por el "espíritu navideño", pagó 1,30 dólares por un "inocente" chocolate de Santa Claus.

Cuando lo rompió para comerlo, notó que algo extraño había en el interior de la golosina. Y, al mirar con detenimiento, se dio cuenta de que había un "pene".

papa noel adentro.jpg

"Me lo llevé a casa e iba a compartirlo con mi novia (...) Me maté de la risa, para ser honesto", dijo el joven según el diario británico The Sun. Además, aclaró: "No sé si fue el último día de un trabajador del almacén y se estaban riendo o si fue un accidente total".

La empresa se hizo eco del reclamo del joven y aseguró a través de un portavoz: "Oops....parece que Papá Noel ha revelado demasiado en esta ocasión. Por supuesto, si el cliente desea devolver el producto, podemos recibirlo en el local más cercano a su casa".

Al final, todo quedó como una simple anécdota para Jason, aunque avisó: "Para que el pene esté en el lugar exacto donde uno espera que esté, parece más que una coincidencia (...) Es curioso que suceda. Por supuesto, si yo hubiese sido un chico, ésta habría sido una historia diferente".

Comentá y expresate