Antes de aterrizar en la capital peruana para participar de la Cumbre de las Américas, el presidente Mauricio Macri ya tenía una buena noticia de su nueva salida al exterior. "Muy buena", como definió el ministro de Producción Francisco Cabrera, que consiguió esta mañana de su par norteamericano Wilbur Ross la garantía de que Argentina conseguirá en el corto plazo la "excepción definitiva" a la resolución del gobierno de Donald Trump que estableció aranceles para los importadores de acero y aluminio, un intercambio que le genera al país-a través de las empresas Techint y Aluar-unos U$S 700 millones por año.

"El nos contó las razones (por las que establecieron los aranceles) y nosotros le explicamos nuestra postura. Nos dio la razón y nos invitó a ponernos de acuerdo en los detalles con la Representación de Comercio", explicó Cabrera a este diario luego de las dos reuniones y un almuerzo sostenidas con funcionarios norteamericanos con quienes discutió el asunto, una de las dos principales razones de la visita de Macri a esta ciudad.

La definición que falta, según explicó Cabrera, es el límite (en miles de toneladas) que Estados Unidos recibirá de acero y aluminio argentinos sin arancel adicional. El plazo de excepción para pagar aranceles-que el propio Macri negoció por teléfono con Trump hace un mes-vence el próximo 30 de este mes, aunque el ministro y su secretario de Comercio, Miguel Braun, también presente en la reunión, explicaron que Ross les afirmó que "no había apuro" y que llegado al caso se negociaría una nueva prórroga a la exención hasta que el acuerdo fuera rubricado.

Será este el principal tema que Macri discutirá mañana con el vicepresidente norteamericano Michael Pence, que reemplazó a último momento a Trump, dedicado a resolver problemas domésticos y con la amenaza de un ataque militar a Siria.

"Será el tema más importante, además seguramente de la situación en Venezuela", anticipó el ministro. Llegado a esta ciudad para la inauguración de la cumbre en el Teatro Nacional, Macri pronunciará un duro discurso contra el régimen de Nicolás Maduro mañana en el plenario de presidentes, que de todos modos, y por falta de consenso, no incluirán la grave situación económica y humanitaria que vive el país caribeño en su declaración final, el sábado por la tarde.

Comentá y expresate