Si bien las líneas de contagio parecen claras y casi únicas, lo concreto es que la serie de 90 casos que se dio en estos últimos seis días abrió nuevos ámbitos en los que el Covid 19 tiene presencia y despertó medidas adicionales de cuidado.

Durante los últimos días, con altas cifras de positivos cada jornada, desde el municipio se hizo hincapié en que todos –o casi todos- los nuevos pacientes en tratamientos estaban ligados a dos lugares bien definidos: el Hospital Houssay y el geriátrico Námaste.

Con el correr de las horas y la búsqueda de precisiones se pudo conocer primero que la cárcel de Batán resultó nuevo punto de suma inquietud ya que una de las enfermeras del establecimiento que depende de PAMI también presta servicios intramuros. De esa confirmación surgió el aislamiento de 14 trabajadores del Servicio Penitenciario y un interno. Este domingo se confirmó un segundo caso, también con mismo nexo. En este caso un guardia de seguridad exterior.

hospital houssay.png

Ahora el dato que renueva atención y preocupación es que dio positivo de coronavirus otra trabajadora del Hospital Houssay que también se desempeña en el Hospital Interzonal Especializado Materno Infantil (Hiemi) Se trata de una instrumentista quirúrgica que, a raíz del reciente diagnóstico, ya se encuentra aislada y bajo tratamiento específico.

"La habíamos aislado hace unos días, apenas se confirmaron los contagios en el Hospital Houssay, donde ella también brindaba servicios", explicaron a Ahora Mar del Plata desde la Dirección del Hiemi. Allí resaltan que el origen del caso es ajeno al establecimiento.

Con ella también se amplía el espectro de incidencia de coronavirus a una la clínica privada especializada en salud visual, donde también brinda servicios de manera periódica. Allí también se tomaban durante este fin de semana los recaudos preventivos.

Según pudo confirmar Ahora Mar del Plata, es en esta clínica de ojos donde se inició la investigación de su caso. Había compartido cirugía con una compañera que había tenido fiebre. En función de este cuadro, el martes último autoridades de ese centro asistencial decidieron hisopar a todo el equipo quirúrgico.Así se llegó a este resultado positivo.

Aunque el abanico se amplía, para las autoridades sanitarias locales el nexo epidemiológico parece claro y si bien hay algunos casos que generan dudas, consideran tener información clara y suficiente como para creer que el virus no se ha dispersado hasta el momento.

La problemática de los trabajadores de la salud y sus prestaciones en distintos hospitales, clínicas, consultorios y ámbitos de servicio de la ciudad es el principal eje de transmisión del virus en estos 147 casos que tiene el distrito de General Pueyrredon desde el inicio de la pandemia.

El primer paso sobre este sendero se dio con una enfermera en una clínica privada y pronto se comenzaron a dar pequeños focos en otras instituciones también particulares, ya se a entre médicos, enfermeros, instrumentistas y administrativos.

El volumen de contagios entre trabajadores de la salud en Mar del Plata es uno de los más altos del país. Dentro de la provincia había ocurrido algo similar en Bahía Blanca, en los primeros meses de esta pandemia.

Comentá y expresate