Bajo una intensa lluvia y un partido discreto en el "cilindro" de Avellaneda, Racing ganó sobre el final 1 a 0 a Independiente con un polémico penal cobrado por el árbitro Vigliano sobre la hora. El gol lo anotó Enzo Copetti en el último minuto del partido.

Más allá de la polémica de la última y determinante jugada, los locales fueron superiores a Independiente, más que nada por lo hecho en el segundo tiempo donde tuvo la pelota y buscó romper la defensa roja permanentemente.

Cáceres y Copetti fueron las figuras del partido. Tras el pitazo final, los jugadores de Independiente rodearon al árbitro Vigliano para reclamar por el penal mal cobrado.

MIRÁ EL RESUMEN DEL PARTIDO

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate