Carlos Alonso fue condenado a diez años y seis meses de prisión por robar dos veces en el mismo domicilio. El delincuente fue hallado culpable por el Tribunal 3 que lo consideró autor del delito de robo agravado.

El lunes 16 de enero del 2017 Alonso irrumpió en una casa ubicada en la calle Diagonal Sud del barrio Alfar con un arma de fuego. Tras intimidar y amenazar a un menos y a sus padres con el arma de fuego que portaba, Alonso se apoderó ilegítimamente de cinco teléfonos celulares y 2500 pesos, para luego darse a la fuga del lugar a bordo de una moto.

Con los testimonios recibidos durante el debate se dio por probado que una semana después, el martes 24 de enero del año pasado, Alonso regresó al mismo domicilio -junto con otro sujeto no identificado- y sorprendió a la familia que estaba saliendo de la casa.

En esta oportunidad, en la vivienda se encontraban dos personas ancianas que sufrieron las agresiones verbales del delincuente.

El tribunal tuvo en cuenta como agravantes en el segundo de los hechos, la presencia de personas de la tercera edad y de un menor de cinco años; la puesta en peligro de la vida de las víctimas por los disparos realizados con el arma de fuego por el cómplice de Alonso y el daño psicológico ocasionado a las víctimas.

Comentá y expresate