A dos años del siniestro donde Pablo Pérez cruzó de mano, atropelló y mató al joven Martín Ovejero que circulaba en moto por la ruta 11, la Justicia lo condenó por homicidio culposo agravado y deberá cumplir cuatro años y medio de prisión efectiva.

La Jueza Correccional Jorgelina Caamadro dio por probado que Pérez manejaba a una velocidad superior a los 40 Km/h permitidos cuando rozó la rotonda del kilómetro 495 de la ruta 11, cruzó de mano e impactó la motocicleta en la que se desplazaba Martín Ovejero causándole la muerte de manera casi instantánea. También dispuso que el imputado no pueda manejar durante siete años.

El abogado de la familia Ovejero, Maximiliano Orsini, dijo que "la condena podría quedar firme en 8 meses y se va a tener que cumplir entera y en la cárcel, que podría ser Batán. Si bien la defensa puede apelar, no creo que prospere".

El letrado distinguió en Radio Brisas que "al momento del siniestro Pérez venía manejando a 122 kilómetros por hora sabiendo que podía atropellar a alguien y así fue impactando contra la moto de Ovejero".

El siniestro se produjo el 27 de julio de 2017 cuando un Peugeot 207 que era conducido a alta velocidad por la ruta 11 por Pablo Pérez, se cruzó de carril tras chocar en la rotonda de la avenida Montreal e impactó contra la moto en la viajaba Ovejero.

Los vecinos de Santa Clara del Mar acompañaron la colocación una estrella amarrilla en memoria de Martín Ovejero. Martín tenía 22 años al momento del siniestro y era padre de un hijo de un año y medio llamado Facundo.

Comentá y expresate