Una banda de delincuentes fue condenada por una violenta entradera cometida el año pasado en Génova al 6900. El juez Peralta condenó por el delito de robo agravado en grado de tentativa a Fernando Roberto Papponeti, Mauro Agustín Papponetti y Eduardo Basilio Acuña a la pena de 3 años de prisión de ejecución condicional; a Sergio Abel Contreras a la pena de dos años y seis meses de prisión y lo declaró reincidente y a Jonathan Pugni a la pena única de ocho años de prisión.

El hecho ocurrió el jueves 23 de marzo de 2017. Los delincuentes ingresaron a la casa luego de escalar un paredón de dos metros y tras desactivar la alarma. Una vez en el interior del inmueble, se ocultaron en un pasillo que comunicaba al patio de la vivienda donde aguardaron la salida de los dueños. Cuando el propietario salió de la casa, los delincuentes irrumpieron en la vivienda, amenazaron con golpear a la esposa con un fierro y les robaron $120 y un teléfono celular.

Contreras.jpg

La Justicia comprobó que la banda tenía un plan y, de acuerdo a lo pactado, Fernando Roberto Paponetti, quien había trasladado hasta el lugar a Jonathan Pugni, a Mauro Agustín Papponetti y a Eduardo Basilio Acuña, permaneció en adyacencias de la casa a bordo de su automóvil, en continua comunicación telefónica con Pugni para coordinar el delito.

Acuña.jpg
Acuña.
Acuña.

Según el fallo, los integrantes de la organización delictiva contaron con la colaboración necesaria de Sergio Abel Contreras -cuñado de la empleada doméstica de la familia de las víctimas - quien les brindó información de las víctimas (características, hábitos), lugares de la casa en donde se hallaba el dinero.

Paponetti.jpg
Paponetti.
Paponetti.

Las delincuentes no lograron consumar el hecho ante el arribo al lugar del personal policial -alertado de lo acontecido por los vecinos de las víctimas-, que detuvo a Pugni, Papponetti y Basilio Acuña.

Comentá y expresate