El presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, confirmó hoy a los estadios Mario Kempes de Córdoba y al mítico Maracaná de Río de Janeiro como sedes de los partidos finales de la Copa Sudamericana y Copa Libertadores, respectivamente, cuando se reanude el fútbol una vez superada la pandemia de coronavirus.

"Las finales de la Sudamericana y la Libertadores serán en el Kempes y el Maracaná, no tenemos plan B", aseguró Domínguez en diálogo con radio La Red. El dirigente paraguayo destacó las reuniones virtuales para la confección de un protocolo que garantice la salud de planteles, cuerpo técnicos, dirigentes y médicos.

"Estamos trabajando en un protocolo para que si se llega a reanudar el fútbol en los diferentes países también se puedan jugar la Libertadores y la Sudamericana", indicó Domínguez sobre la reunión virtual de hoy del Consejo de la Conmebol, con Claudio Tapia, titular de la AFA, como invitado.

"Para que vuelvan las Copas debe haber libre tránsito entre todos los países. Tenemos la ventaja de que en Europa ya pasó, tenemos tiempo para aprender, vamos a seguir de cerca sus decisiones y consecuencias, así cuando volvamos tengamos menos margen de error", aseguró Domínguez.

El titular de la Conmebol aseguró que el formato de las Eliminatorias Sudamericanas Qatar 2022 "no está en duda", pero aclaró que recurrirán a FIFA en caso de que no alcancen las fechas.

"Lo que le pedimos a FIFA fue que en caso de necesitar nos den más fechas en el calendario para poder llevar adelante este formato", indicó Domínguez. Para Domínguez, es "muy difícil" que este año se realice el Mundial de Clubes. "Se dejaría para otro momento porque hay otras cosas más importantes", señaló.

Por último, el titular de Conmebol se refirió al cambio de reglamento impuesto por la FIFA con la posibilidad de un máximo de cinco cambios por partidos: "un cambio tan importante en el fútbol hay que llevarlo a un debate más importante. No estoy de acuerdo con las formas, faltaron consultas a especialistas"

Comentá y expresate