La Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata confirmó los procesamientos de diez acusados de integrar una asociación ilícita dedicada desde 2009 al contrabando de cocaína a España, introducir dólares falsos en los Estados Unidos y realizar diversas maniobras de lavado de activos de las ganancias obtenidas mediante las actividades ilegales.

En julio de 2018, en el marco de la investigación desarrollada por la Fiscalía Federal N°2, a cargo de Nicolás Czizik, el titular del Juzgado Federal N°3 Santiago Inchaustí dictó el procesamiento de las diez personas como parte de la asociación ilícita, a una de ellas -quien es acusado como líder de la banda- por el delito de contrabando, a ocho por comercio de estupefacientes agravado, a nueve por lavado de activos, y una de las mujeres de la organización también es acusada por tenencia de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización.

La medida fue apelada por las defensas de seis de los imputados, al tiempo que los jueces de la Cámara Federal de Apelaciones Alejandro Tazza y Eduardo Jiménez resolvieron confirmar los procesamientos oportunamente dictados dado que se logró corroborar a través de los procesamientos y registros domiciliarios la hipótesis investigada, trazada a raíz de las escuchas telefónicas y el secuestro de armas y de cuantiosas sumas de dinero y cantidades de cocaína y marihuana.

Las maniobras de la organización criminal

De acuerdo a la investigación, los diez procesados -que mantienen relaciones familiares, parentesco político y amistades de mayor o menor grado de estabilidad- utilizaban diversas líneas telefónicas y contaban con armas para desarrollar las maniobras delictivas, entre las que constan en la causa, el intento por enviar 4 kilos de cocaína por correo desde Uruguay a España, o el intento por transportar a través de una “mula” 6,5 kilos de la misma droga en un equipaje desde Ezeiza; o la introducción de dólares falsos con pagos en comercios estadounidenses o giros desde aquel país.

Según surge de la resolución de la Cámara, la organización estaría vinculada y conspiraría para el contrabando de droga, que sería traslada por los líderes de la banda hasta Mar del Plata, donde era fraccionada y comercializada junto a otras personas que cumplirían funciones en otros niveles de la organización. Asimismo, la organización distribuiría la droga a través de envíos postales internacionales.

Por otra parte, la organización criminal se dedicaría también a la introducción de moneda extranjera falsa en Estados Unidos, para lo cual la estructura captaría voluntades de personas con cierto grado de vulnerabilidad -por sus circunstancias personales, económicas o de nivel educativo- a quienes les conseguirían los pasajes aéreos con destino hacia aquel país y les realizarían los trámites para la obtención del visado. De este modo, conformaban un grupo de personas (“mulas”) que trasladarían, vía aérea, dólares falsos hacia Estados Unidos, donde serían recibidos por otros miembros de la organización, quienes coordinarían las operaciones comerciales para su introducción mediante compras o reenvío de giros postales para regresar dólares genuinos al país. Dicho accionar es investigado por el Departamento de Estado norteamericano.

Los beneficios económicos -derivados de su actividad ilícita- obtenidos por los imputados eran utilizados para la adquisición de vehículos de alta gama o inmuebles, los cuales inscribían a nombre de terceras personas que actuaban como testaferros, en virtud de lo cual son investigados por maniobras de lavado de activos.

Comentá y expresate