El jefe de Gabinete, Marcos Peña, reconoció hoy que el Gobierno analiza la posibilidad de incorporar impuestos a los pasajes al exterior. "Es algo que está sobre la mesa; que algunos sectores lo vienen planteando por un tema de déficit de cuenta corriente que tenemos", afirmó.

"Es una de las cosas que se analizará, pero se analizará en una decisión más amplia que es cómo llegar al equilibrio fiscal", expresó Peña, en diálogo con el periodista Luis Novaresio en radio La Red.

El funcionario, además, calificó de "disparate" la hipótesis de dolarizar la economía argentina, algo que circuló como rumor durante el último fin de semana.

El Gobierno estudia ajustar el impuesto a los pasajes aéreos al exterior, cuya alícuota es actualmente del 7 %. Sería la segunda vez que aumenta este impuesto en la gestión Macri, que lo llevó del 5 al 7% desde enero de 2017. Sin embargo, ahora el alza sería bastante mayor, con dos objetivos: por un lado, encarecer los viajes al exterior y desincentivar el turismo de argentinos en el extranjero, que en el último año batió todos los récords de gasto de dólares. Por el otro, mejorar la recaudación en línea con la reducción del déficit comprometido con el FMI para el próximo año.

También está en análisis una medida todavía más potente: una tasa del 10-15% sobre las compras con tarjetas de crédito en el exterior, similar a la que existe en Brasil, pero con una alícuota mucho más baja (del 6,3%). La suba del impuesto a los pasajes al exterior solo podría realizarse por ley, por lo cual la idea sería incorporarla en el proyecto de Presupuesto 2019.

Para Peña, la situación actual de la economía "no es el momento másdifícil"que transita el Gobierno. "Es una tormenta compleja que tenemos que atravesar los argentinos, donde se combinaron elementos externos, como la suba del petróleo y de las tasas de interés por parte de Estados Unidos, con situaciones internas, como la sequía que afectó muy fuerte en la actividad".

"Lo que se llamó el plan bomba, ese fue el momento más difícil para el Gobierno, done había dudas sobre si era posible sacar el país adelante sin una crisis y se pudo. El momento más difícil fue cuando arrancamos, con default, sin reservas, sin crédito, con cepo, con tarifas atrasadas, con precios distorsionados, con una matriz energética colapsada", amplió.

Según Peña, el gobierno de Cambiemos está "tomando decisiones para corregir la situación, para acelerar el camino hacia el equilibrio fiscal", y consideró que si este país sigue teniendo posibilidades de desarrollo "es por la confianza que en la figura de Mauricio Macri y en el cambio que ha propuesto".

El funcionario, además, descartó que el Gobierno vuelva a renovar su Gabinete, como lo hizo hace poco tiempo con la incorporación de los ministros Dante Sica (Producción) y Javier Iguacel (Energía).

Fuente: Infobae

Comentá y expresate