A través de una técnica que se emplea en otros países –y que consiste en un análisis específico de los residuos cloacales- Obras Sanitarias (OSSE) pudo detectar una baja en la circulación del virus de Covid-19 en Mar del Plata.

Esta herramienta de vigilancia epidemiológica, se presenta como un indicador más, para sumar información de utilidad en la lucha contra la pandemia. Para evaluar esta posibilidad, desde la Gerencia de Calidad de OSSE se estableció contacto con el Instituto Nacional de Epidemiología de Mar del Plata y Corina Berón, investigadora del Conicet, también estableció contacto a fin de diseñar un programa conjunto de estudio.

De esta manera se estableció un programa de trabajo interinstitucional, para la puesta en marcha de los métodos de muestreo y técnicas analíticas, y desde mayo se comenzó un monitoreo semanal continuo.

Desde OSSE informaron que a partir del domingo 25 de octubre, el monitoreo semanal de residuo de Sars-Cov-2 en efluentes cloacales de Mar del Plata ha mostrado resultados por debajo o en el límite de detección de la técnica analítica empleada.

Dichos monitoreos consisten en la toma de muestras de efluentes cloacales en el ingreso de la Estación Depuradora de Efluentes Cloacales, los domingos, con una muestra horaria durante 24 horas, a través de muestreadores automáticos especialmente dispuestos.

La elección del día es para evitar la presencia de sustancias industriales que pudieran ser interferencias de la técnica utilizada. Las muestras son procesadas en el Departamento de Laboratorio de la Gerencia de Calidad de OSSE, donde se realiza un proceso de concentración de muestra por centrifugación. Luego, se traslada la muestra concentrada al INE donde luego de un proceso de purificación es analizada por PCR.

Una manera de estudiar la evolución de la pandemia

Poco después de iniciada la pandemia de Covid-19 en Europa, investigadores de Holanda detectaron residuos del virus en los efluentes cloacales. Más precisamente, detectaron restos de ARN que es lo que se mide por el método PCR, el mismo método que es utilizado para detectar la presencia del virus en los hisopados nasofaríngeos. Luego, numerosos estudios comenzaron a realizarse por todo el mundo.

La presencia de estos restos del virus Sars-Cov-2 en efluentes cloacales se debe a que la población sintomática y asintomática, evacúa cantidades importantes de estos restos con las heces. Si bien se ha estudiado la no infectividad de estos residuos en los efluentes, su estudio resultó de gran interés para el monitoreo de la presencia y cuantificación que permitan estudiar la evolución de la pandemia.

Con estos antecedentes, desde Obras Sanitarias Mar del Plata, se observó que al contar con un radio servido de sistema cloacal muy extendido (mayor al 95 % del ejido urbano) y que todo el sistema acomete a una única planta de tratamiento (EDAR), en este punto, se podía monitorear la evolución del Covid -19 en la ciudad.

Comentá y expresate