En medio de la discusión paritaria y los enfrentamientos entre las autoridades del Sindicato de Trabajadores Municipales, la administración del intendente Carlos Arroyo anunció que impulsará un proyecto de ordenanza para que se decida en el Concejo Deliberante un aumento del 7 por ciento en el sueldo de los empleados de la comuna, cifra que es menor al que pretenden.

Ese porcentaje se le agregaría, manifestaron, al 18 por ciento de incremento salarial que ya recibieron en lo que va de 2018. De todas formas, es un monto que se encuentra por debajo de lo que exigen los sindicalistas encabezados por Antonio Gilardi. El proyecto de ordenanza fue firmado por el propio jefe comunal, el secretario de Hacienda Hernán Mourelle y el secretario de Gobierno Alejandro Vicente.

La negativa de los empleados municipales se debe a que, conforme la inflación estimada -que rondaría el 40 por ciento anual-, con el aumento que impulsa la Municipalidad perderían alrededor del 15 por ciento de poder adquisitivo.

La noticia del proyecto oficialista se produce luego de que en la jornada de este martes se produjeran marchas y protestas en el Palacio Comunal, en el marco de fuertes enfrentamientos entre las autoridades municipales y los gremialistas. Inclusive, Galiardi llegó a insultar al secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, públicamente con términos discriminatorios. "Es un discapacitado mental", dijo y la frase quedó registrada en un video. Horas más tarde pidió disculpas.

También tuvo fuertes palabras contra el secretario de Educación, Luis Distéfano, en medio de la decisión de quitarle bonificaciones a los maestros municipales, que percibían desde la década del '80.

Este miércoles al mediodía, el intendente Carlos Arroyo dará una conferencia de prensa en la que se referirá al conflicto. Sin embargo, es probable que desde el STM tomen medidas de fuerza contra la medida, como habían prometido si es que no se resolvía el conflicto.

Cabe destacar, de todas formas, que el Ejecutivo no dará por cerrada la discusión paritaria -abierta el 1 de octubre pasado- por más que se apruebe su proyecto de ordenanza, lo cual podría servir para que sigan debatiéndose posibles subas salariales.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate