La muerte de una nena de 11 años en un hospital genera conmoción en la localidad bonaerense de San Cayetano. La chica falleció el 1 de mayo y sus familiares denunciaron mala praxisy falta de compromiso por parte de las autoridades para esclarecer el caso.

El resultado de la autopsia, que se conoció en las últimas horas, confirmó la denuncia de los padres: la causa de la muerte de la menor de 11 años fue una “peritonitis infecciosa” que provocó sobre su organismo una infección que afectó a muchos de sus órganos, según el estudio realizado por la delegación departamental de Policía Científica de Necochea.

nena.jpg

Tras la muerte de la nena en el hospital municipal., los familiares denunciaron que el médico que la atendió minimizó los síntomas y les recomendó llevarla a un psicólogo.

"Hasta el día del fallecimiento los médicos sostenían que era una cuestión psicológica. La nena estaba tomada en su totalidad por la infección, Ya no podía caminar. Esto demuestra la crueldad del diagnóstico de los médicos", dijo a Minuto Uno el abogado de la familia Juan Tiberio, del estudio Fernando Burlando.

“Ella seguramente arranca con una apendicitis el día lunes, o antes cuando va al hospital, y como nunca hubo seguimiento ni control la infección fue avanzando y generó una pancreatitis y una infección generalizada”, agregó. Y remarcó que “la propia autopsia habla de una negligencia”.

Adempas afirmó que los profesionales que atendieron "nunca se tomaron el mínimo de reparo de estudiarla, de analizarla y ver las historias clínicas. Despachaban pacientes”.

El abogado sostuvo que “cuando no se prioriza la salud en un municipio, pasan estas cosas. Cuando la salud es un gasto, pasan estas cosas. Acá hubo desidia, hubo desconocimiento y sobre todo no hubo vocación de servicio”.

El estudio de Burlando imputará a los tres médicos que atendieron a Shaira, pero también al secretario municipal de Salud del distrito y al intendente Miguel Gargaglione “por la designación de esos profesionales”.

El caso

Según manifestaron los padres de Shaira, fueron al hospital por primera vez el pasado el lunes 27 de abril. La nena tenía fiebre muy alta y el médico de guardia le diagnosticó parasitosis, le recetó medicamentos y la hizo volver a su casa.

Los síntomas persistieron varios días y la familia volvió a la guardia del hospital, donde el mismo profesional le habría diagnosticado gastritis y posteriormente infección en las vías urinarias.

El cuadro de salud de la nena se agravó y el viernes 1 de mayo a la mañana fue internada de urgencia. Horas mas tarde, cerca de las 16, Shaira falleció. Sus familiares presentaron una denuncia por mala praxis.

“A la nena la llevaron el lunes de la semana pasada al hospital y el médico le dijo que tenía una parasitosis. La medicaron y la mandaron a la casa. El martes la nena no se levantó, durmió todo el día y el miércoles los padres la volvieron a llevar a la guardia, donde les dijeron que esa parasitosis pasó a ser una gastroenteritis. Le retiraron la medicación de los parásitos, le dieron suero y la mandaron de nuevo a la casa", contó Daiana, tía de la nena.

"El jueves pasó lo mismo. El viernes la volvieron a llevar al hospital y les dijeron que era una infección urinaria. Los padres les exigieron a los médicos de guardia que se presente un pediatra y les dieron como respuesta que era imposible por la contextura física de la criatura, que no era posible porque tenía el tamaño de un adulto, esas fueron las palabras. Después dijeron que la nena es caprichosa, dieron a entender que está loca, que mi sobrina gritaba mucho y por ello dedujeron que ella exageraba y no era nada”, relató Daiana.

Agregó que después del mediodía del viernes “le dieron un suero y después la nena empezó a empeorar y finalmente falleció. La cuestión es que a la familia la sacaron sin decirle que la nena estaba grave. Además no entregaron el acta de defunción y los papeles se los dieron después a un tío, ni siquiera a los padres de la menor”, contó.

Comentá y expresate