El diputado conservador británico David Amess murió este viernes tras ser apuñalado múltiples veces durante un evento en una iglesia de su circunscripción en el sureste de Inglaterra, conmocionando a un país aún marcado por el asesinato en 2016 de la diputada laborista Jo Cox.

La policía local no mencionó el nombre de Amess, pero confirmó a través de Twitter que los agentes “fueron llamados debido a un apuñalamiento” poco después de las 12:05 (11:05 GMT). “Un hombre fue detenido y no buscamos a nadie más”, agregaron.

Fueron los medios Sky News y BBC los que identificaron a la víctima como el político de 69 años, miembro del partido del primer ministro Boris Johnson, que recibía a sus electores en una iglesia de su circunscripción en Leigh-on-Sea.

El líder del Partido Laborista, Keir Starmer, se manifestó al respecto en su cuenta de Twitter. "Noticias horribles y profundamente impactantes. Pensando en David, su familia y su personal", escribió.

Un crudo antecedente

Algo similar había ocurrido en el año 2016, cuando la diputada Jo Cox, férrea defensora de la permanencia británica en la Unión Europea, fue asesinada una semana antes del referéndum del Brexit, a manos de un simpatizante neonazi.

La fundación creada en su nombre también lamentó este nuevo episodio a través de Twitter. "La Fundación Jo Cox está horrorizada al escuchar la noticia del ataque a Sir David Amess. Estamos pensando en él, su familia y sus seres queridos en este momento tan angustioso", dijeron.

"Todos los representantes electos merecen estar seguros y ser tratados con respeto. La violencia y el abuso contra ellos es completamente inaceptable. Atenta contra la gente y sus familias y contra la vida democrática. La fundación Jo Cox está comprometida en trabajar hacia un futuro en donde ningún político es objeto de violencia o intimidación", agregaron en un comunicado difundido en redes sociales.

Sin embargo, este no es el único antecedente para este episodio en el Reino Unido. El diputado Ian Gow, fue asesinado en 1990, por el IRA.

En 2010, el diputado laborista Stephen Timms fue apuñalado por una mujer tras haber votado a favor de la intervención británica en la guerra de Irak.

Y diez años antes, el asistente del diputado liberaldemócrata Nigel Jones murió durante un ataque con sable en un encuentro con electores locales cuyo objetivo era el legislador.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate