Se conocieron este sábado a la madrugada en un boliche de la avenida Luro y después de bailar, él llevó a la joven en su moto. En el trayecto giró la cabeza para darle un beso, perdió el control de la moto y chocó: la chica, de 17 años, murió en el acto.

El conductor de la moto, de 19 años, quedó detenido en la cárcel de Batán. Según los investigadores, el joven conducía borracho (el test de alcoholemia le dio 1,73 g/l de alcohol en sangre), no tenía registro, no llevaba casco y circulaba a alta velocidad.

El hecho ocurrió minutos después de las 6 de la mañana, a la salida de un boliche ubicado en Luro y San Juan, donde se conocieron los jóvenes. De acuerdo con la reconstrucción que hicieron fuentes del caso, él le ofreció llevarla hasta la casa en su moto y la chica aceptó.

En Luro y Neuquén, el conductor giró la cabeza para besar a la joven que llevaba de acompañante, pero dejó de prestar atención al tránsito, perdió el control de la moto, se subió a la vereda y chocó. La chica salió despedida, golpeó su cabeza contra el piso y murió.

La Fiscalía de Delitos Culposos imputó al conductor por “homicidio con dolo eventual",un delito que contempla una pena de 8 a 25 años de prisión. El acusado será trasladado este domingo desde la cárcel de Batán a Tribunales para declarar ante el fiscal del caso.

"El conductor manejaba a alta velocidad por la avenida Luro y vimos cuando giró la cabeza para intentar besar a la chica. Fue en ese momento que se produjo el accidente. Se notaba que el joven iba alcoholizado", contaron los testigos del hecho.

En un primer momento se generó confusión con la identidad de la víctima porque los investigadores encontraron entre las prendas de la joven un DNI de una amiga de 23 años que la menor usó para poder entrar al boliche.

Comentá y expresate