El consumo de alcohol en jóvenes volvió a ponerse sobre la mesa, con opiniones de especialistas en los responsables de la Seguridad tanto a nivel provincial con el ministro Sergio Berni, como a nivel local, con el secretario de Seguridad Darío Oroquieta. Ambos funcionarios vincularon distintos casos de violencia al consumo desmedido de bebidas alcohólicas.

El debate se reinstaló luego del asesinato de Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche en Villa Gesell. En ese contexto, Fabián Messina, titular de Posada del Inti, la ONG que atiende pacientes con adicciones en Mar del Plata, resulta una voz autorizada para aportar a la discusión.

En diálogo con Ahora Mar del Plata, Messina cuestionó las políticas públicas de la última década a nivel provincial. Expresó que no se realizó prevención y analizó el rol de los padres y su falta de herramientas para poner límites a los hijos. “Hace rato que venimos hablando de las famosas previas, en la que los pibes terminan recontra borrachos. Todo esto viene pasando y no hemos podido generar políticas públicas de prevención. Los padres, muchas veces, no saben qué es mejor, no saben poner un límite”, indicó. “No hemos trabajado en la tensión que le genera a un padre ponerle limites a un adolescente. No saben, no tienen herramientas. El milagro sería que esta sociedad funcionara de manera ordenada. Hemos hecho todo para que esto sea un quilombo”, agregó.

“A nivel provincial no hay campañas de prevención específicas relacionadas al consumo de alcohol y de sustancias adictivas. Si vos analizás las políticas públicas que ha habido en los últimos 10 años en términos de consumo problemático y adicciones, la lógica es lo que está pasando. Es matemático. No se hizo nada y el resultado es la nada”, sentenció Messina.

Para Messina, la clave pasa por la prevención. En tal sentido, se refirió al REBA (Registro Público para la comercialización de Bebidas Alcohólicas): “La pregunta es qué hemos hecho con el REBA, que es lo que pagan todos aquellos que venden alcohol en la provincia. Teóricamente es un fondo que parte de lo que se recauda tiene que ir a prevención de alcoholismo, adicciones. Si eso se dedicó a prevención, no se notó. Tendrían que utilizarse esas herramientas”, explicó.

“Seguramente el consumo de alcohol tiene una incidencia directa sobre la manera de vincularse con el mundo. No es lo mismo un pibe yendo a un boliche con una copita que con un vodka. Es la manera de relacionarse con el mundo. Claramente está atravesado por un cierto descontrol”, sostuvo el titular de Posada del Inti.

Por último, Messina puso como ejemplo las políticas de prevención relacionadas al consumo de tabaco. “Se empezó a hacer abordaje sobre eso y nos encontramos con que en los boliches no se fuma, en los restaurantes no se fuma y hasta en la misma casa de uno hay otra conciencia y el 80 por ciento fuma afuera. Es un trabajo de hormiga que dio resultados. Si vos hacés algo, será menos, será más, pero tenés resultados”, concluyó.

Comentá y expresate