El crecimiento del consumo de psicofármacos por parte de los argentinos durante la pandemia de coronavirus alertó a la comunidad médica, manifestó el psiquiatra Enrique De Rosa en Telediario, el noticiero de Canal Diez. Sobre la problemática, subrayó que dicho consumo está en niveles históricos y compromete a la salud mental.

Según el especialista, los psicofármacos "se transformaron en un elemento de la canasta familiar, porque hay una enorme población que consume medicamentos 'por su cuenta' y no tiene ningún tipo de seguimiento". Aunque se prohiba la "venta libre", hay un "mercado paralelo" donde se "consiguen recetas".

"Muchas personas juntan blísters y mezclan los medicamentos; hablamos en algunos casos de una poliadicción", indicó De Rosa, en diálogo con Mariana Gérez.

El autor del libro "Derecho a la felicidad: Un camino directo hacia el bienestar" instó a que los pacientes mantengan consultas con profesionales ya que "si una persona no responde adecuadamente a un producto estos deben ser cambiados".

Cada mes, el Observatorio de Salud, Medicamentos y Sociedad de la Confederación Farmacéutica Argentina releva datos sobre la comercialización de fármacos dispensados en todo el país. En el último reporte de julio se observó que, en el mercado total de medicamentos, bajaron las ventas en unidades respecto de junio (- 1%) pero en comparación con el año pasado, la tendencia es creciente y evidencia un aumento del 12,30%. En julio se vendieron 62.645.882 medicamentos en toda la Argentina.

La venta de estos medicamentos subió 4,2% en los primeros 7 meses del año. En el caso de los antidepresivos la cifra trepa a 8,7 %.

Finalmente, el psiquiatra evaluó que "la gente no toma esas decisiones por rebelde, busca salir de un estado de angustia y de malestar que debe ser atendido de otra manera".

Comentá y expresate