Policías retirados, familiares y efectivos de la fuerza bonaerense en servicio continúan con el reclamo por mejores condiciones laborales y recomposición salarial. En Mar del Plata la protesta se realiza frente a la comisaría primera, en avenida Independencia entre Rivadavia y San Martín. Cortaron la calle y no se descarta el acampe durante la noche del miércoles si no obtienen una respuesta.

El reclamo comenzó por las condiciones de trabajo, la exposición de los agentes al coronavirus y los salarios, “que están muy debajo de lo que deberían cobrar”.

“No tuvimos una solución. El incremento del 55 o 60 por ciento que pedimos se va a tener que dar”, indicó a Telediario uno de los hombres que participaba este mediodía de la medida de fuerza.

Embed

Una mujer que también estaba en la protesta frente a la comisaría céntrica, aclaró que si bien en el lugar había efectivos en servicio, “se atienden los llamados al 9 11, no se alteraron”. “Los vecinos nos apoyan, conocen las problemáticas para llevar a cabo el servicio. Incluso muchos han colaborado para la carga de combustible de los móviles”, sostuvo.

Según adelantó, a la protesta se sumarían agentes que cumplen funciones en la cárcel de Batán y personal de salud “que también están pasando por un mal momento”.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, formulará el anuncio "mañana a primera hora", según precisó la ministra de Gobierno bonaerense, María Teresa García en declaraciones formuladas esta mañana a la radio AM 750.

En tanto fuentes de la Gobernación consignaron Télam que el mandatario provincial trabajaba junto a su equipo económico, encabezado por el ministro de Hacienda, Pablo López, para definir los alcances del aumento de sueldo que se otorgará a la policía de la provincia.

García consideró que los reclamos de las fuerzas de seguridad bonaerense "son legítimos" debido a que "vienen con muchísimo atraso".

"Pareciera que ese atraso comenzó cuando Axel Kicillof asumió, en diciembre pasado. Sin embargo, la fuerza policial venía muy castigada de los cuatro años del Gobierno anterior", analizó la ministra bonaerense.

En este sentido, apuntó que, durante el macrismo, la policía "no tenía móviles ni tecnología, las horas Cores (horas extras, tipificadas como Compensación de Recargo de Servicio) estaban congeladas en $40 y la situación era deplorable".

García recordó que la administración bonaerense había comenzado "a trabajar en todo esto y llegó la pandemia", y opinó que, desde entonces, "la fuerza policial puso el pecho junto con el personal de salud y el resto de los trabajadores de la administración pública".

La funcionaria provincial recordó que el viernes pasado "el Presidente y gobernador anunciaron una inversión muy grande de 10 mil millones de pesos" y, "misteriosamente, el lunes estuvo este problema; nos sorprendió porque veníamos para esta semana con el anuncio del Plan Integral de Seguridad y ayer trabajamos todo el día para unificar el reclamo".

Luego, la funcionaria detalló que el gobernador "afinará los detalles finales de la suba salarial y mañana a la mañana estará el decreto y hará el anuncio público".

Pese a resaltar que el reclamo de la policía es "legítimo", García subrayó que el tema "escaló por la decisión de algunos sectores de la oposición, que en cada situación ven una oportunidad desestabilizante".

Al respecto, resaltó que "ayer todos los intendentes garantizaron junto con las fuerzas de seguridad de sus distritos el patrullaje", apuntó que "la gente que reclamó estaba a contraturno" y señaló que "no se paralizó la garantía de seguridad en los distritos".

Por último, la ministra pidió "reflexión" a los sectores de la oposición "que tiran cascotes contra el Gobierno".

Comentá y expresate