El conflicto entre el Ejecutivo local y los trabajadores municipales no cesa. Luego del paro de la semana pasada, comenzó una nueva jornada con retención de tareas en los puestos de trabajo.

Si bien el municipio pidió el viernes al Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires que declare la conciliación obligatoria, no fue dictada y continúa la medida de fuerza. "El sindicato no está cumpliendo las guardias mínimas esenciales que había prometido", agregaron en alusión a los servicios en los centros de salud, la educación, el tránsito y la seguridad vial, entre otros.

El Ejecutivo y el STM siguen sin llegar a un acuerdo.El municipio ofrece un aumento salarial de 7% al 18% ya otorgado más una suma fija y permanente de $2.500 en diciembre, enero y febrero, a cuenta del futuro acuerdo salarial.

Además propuso una suba salarial de 35% para 2019: un 20% en marzo y un 15% en julio. La propuesta contempla reabrir la negociación paritaria en septiembre de 2019 y la reapertura de la junta de ascensos y calificaciones. El ofrecimiento fue rechazado y los trabajadores municipales continúa con la medida de fuerza.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate