"En ningún momento cometí ningún delito, ni incité a la violencia. Porque si se va a la transcripción literal de lo que yo dije, podrán ver que yo hago una descripción de una patología sexual dejando en claro que yo no juego a ese juego", dijo este jueves el cantante Gustavo Cordera ante la justicia. Es la primera vez que se presenta a declarar tras ser imputado por el delito de incitación pública a la violencia contra las mujeres.

"Hay mujeres que necesitan, porque son histéricas, y necesitan para tener sexo ser violadas porque lo necesitan y psicológicamente lo necesitan porque tienen culpa y porque no quieren tener sexo libremente. Necesitan y quieren jugar a eso", había dicho el ex líder de Bersuit Vergarabat en una charla ante alumnos de la escuela de periodismo TEA Arte, en agosto de 2016. También sostuvo: "Yo con 30 años te puedo enseñar un montón de cosas si tenés 13, para mí no es mierda el sexo. Yo te puedo amar a los 13 años, te puedo desvirgar como nadie en el mundo, como nadie en el mundo. ¿Y qué, y sabés qué? ¿Y sabes qué pasa? Un juez va a decir: es un hijo de puta, abusó y todo".

Sus dichos, transcriptos directamente del expediente judicial, fueron repudiados masivamente apenas se conocieron públicamente. En aquel momento, el INADI presentó una denuncia y se erigió como querellante.

Esta mañana, en su declaración, Cordera sostuvo: "Fui invitado a una charla privada donde tenía la seguridad, porque así eran esas charlas, de que eso no iba a ser publicado (...) De alguna manera yo me siento traicionado por la escuela y por la concurrencia. También quiero decir que al ser una charla privada, se prestó a la edición de mis frases y a sacarlas de contexto y a darles nuevas formas". A la vez, alegó que su miopía le impidió percatarse de que en el auditorio lo filmaban.

El músico, cuyo abogado es desde hace alrededor de un mes Fernando Burlando, sumó a su testimonio: "Esa información, acerca del comportamiento sexual de las mujeres y los hombres, yo la traigo de mis años de la facultad de Lomas de Zamora, en una cátedra de psicología social en donde vimos 'Teoría Psicoanalítica de las Neurosis', de Otto Fenichel, que cuenta esa y variadas patologías más (...) Esas descripciones no son de ninguna manera un delito".

Durante su declaración, se le pidió al músico "que diga su opinión sobre el género femenino". Respondió: "Lo voy a decir con palabras. Mamá, compasión, misterio, profundidad, poesía, grandeza, amor. Eso es todo. Y lamento, profundamente, haber sido objeto y haber formado parte de un hecho que involucre el dolor de cualquier ser humano. Lo lamento profundamente. Pido disculpas por eso".

En abril de 2017 el juez federal Rodolfo Canicoba Corral procesó a Cordera por el delito de incitación a la violencia colectiva, que tiene una pena que puede llegar a seis años de prisión. Esa medida fue ratificada en octubre de 2017 por la Sala I de la Cámara Criminal y Correccional Federal. Los abogados anteriores del músico habían presentado un pedido de nulidad que la Cámara rechazó, a la vez que avaló un embargo por 500.000 pesos que se había dispuesto en primera instancia.

Comentá y expresate