El marplatense Matías Martínez Hurani decidió en noviembre pasado mudarse a Rímini, una ciudad de la región de Emilia-Romaña ubicada en el norte de Italia, pero nunca se imaginó que todo cambiaría con la llegada y expansión del coronavirus, que ya se convirtió en una pandemia y dejó solo este viernes 250 muertos en el país europeo.

Rímini arroja hoy una postal desolada, según contó Matías, quien tiene una visión abarcativa de la ciudad de 150 mil habitantes ya que trabaja con su moto de delivery de una pizzería que logró algunos de los pocos permisos para garantizar las entregas. "Soy uno de los pocos que puede salir a la calle a trabajar, porque tenés que tener un permiso y acá son inflexibles con los controles y los pedidos que emiten a la ciudadanía", contó el marplatense.

"Hay hashtags que dicen "Volvé a casa", para promover que los italianos no salgan a la calle a no ser un evento de fuerza mayor", explicó Matías.

Sobre las normas de prevención que toma a la hora de salir a hacer los repartos, el joven calificó dijo que "son bastante sencillas" y enumeró el uso de barbijos, guantes, mucho alcohol en gel después de cada reparto y un cuidado extremo de la higiene.

repartido 3.png
Matías junto a los cocineros de la pizzería y otro repartidor que también es argentino.
Matías junto a los cocineros de la pizzería y otro repartidor que también es argentino.

Matías distinguió que su situación laboral es estable y que ayudó a esto tener la doble ciudadanía. "Hay muchos argentinos que están terminando esos trámites ahora y es complicado, como también aquellos que están buscando trabajo", agregó.

El impacto del coronavirus en el norte de Italia fue tal que cambió hasta las costumbres, Matías contó a este medio que "cuando los italianos piden pizza se acostumbra a que el repartidor ingrese al domicilio y la deje arriba de la mesa, pero esto se rompió la semana pasada y ahora las entregas se hacen en la puerta".

Matías manifestó que no piensa volver a su país de origen en el próximo tiempo porque tiene muchos familiares en España e Italia, aunque podría evaluar esa decisión "si pasa algo grave en Mar del Plata o Argentina".

Comentá y expresate